La Comunidad Valenciana encadena cuatro meses sin fallecidos en residencias por coronavirus

La región registra brotes en los centros de mayores durante la cuarta oleada pero que no revisten gravedad gracias a la inmunización de los residentes

51d3399738b34fc9a96e0c63bb530eec3fe1d3a5

El avance de la campaña de vacunación ha permitido dar una rotunda protección a las residencias de la tercera edad, los espacios más golpeados por el coronavirus durante el inicio de la pandemia. La Comunidad Valenciana suma cuatro meses consecutivos sin registrar ningún fallecido en estos centros.

La coordinadora de la sección Civil de Valencia, Ana Lanuza, ha informado de que la entrada en escena de la inmunización ha permitido pasar de cifras como 60 muertes al día entre los residentes a ninguno. «La situación ha cambiado enormemente para mejor a pesar de la quinta ola de Covid», ha comentado a Europa Press.

Este fenómeno es el resultado del avance de la campaña de vacunación que ha permitido ya administrar la pauta completa de inmunización a más de 2,4 millones de valencianos, que representan el 83,8% de la población mayor de 40 años, los más susceptibles a sufrir complicaciones de salud.

Los informes del Ministerio de Sanidad confirman que las franjas más mayores de edad han sido completamente inmunizados. El 97,9% de los mayores de 70 años ha recibido ya las dos dosis de la vacuna para evitar el impacto de la Covid-19, mientras la estrategia busca ahora ampliar su base entre los jóvenes veinteañeros.

La Comunidad Valenciana mantiene las restricciones en las visitas a las residencias

A pesar de este avance en la inmunización, el Gobierno de la Comunidad Valenciana continúa con las restricciones que impiden el contacto directo entre residentes y familiares en los centros de la tercera edad. «No te la puedes jugar», ha comentado Lanuza.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha dado la razón a esta estrategia, rechazando las medidas cautelares que solicitan los gestores de las residencias para poder reanudar el contacto físico en sus instalaciones con el objetivo de proteger la salud emocional de los más mayores.

Aunque las residencias de mayores sí que han mantenido a cero sus fallecimientos por Covid-19, la entrada en escena de la última oleada de contagios sí que ha provocado la aparición de algunos contagios e incluso nuevos brotes. Sin embargo, su inmunización les ha permitido soportar unas consecuencias menos graves de la enfermedad.

No es la única comunidad que ha experimentado este fenómeno. Cataluña, la región más golpeada por los nuevos contagios del verano, ha identificado la presencia del virus hasta en 81 residencias, de las cuales 61 son de personas mayores, 17 para discapacidad y otras tres orientadas a la salud mental.