Solo 600 valencianos han recibido el Ingreso Mínimo Vital

De los 80.000 valencianos que solicitaron el IMV únicamente lo han cobrado 611, lo que supone menos de un 1% del total

pobreza efe

Las ayudas de la izquierda abandonan a los valencianos. Tanto a nivel nacional como autonómico. Y es que de los 80.000 valencianos que solicitaron el Ingreso Mínimo Vital solo lo han cobrado 611, lo que supone un ratio inferior al 1%. Algo parecido ocurre con la Renta Valenciana de Inclusión: los que la han recibido han percibido hasta un 60% menos de lo prometido por la consellera de Igualdad, Mónica Oltra

En su día, la vicepresidenta de la Generalitat aseguró que estas ayudas, creadas en 2018, supondrían un mínimo de ingresos de entre 500 y 800€ para los que la recibían, sin embargo, dos años después la realidad es que la media concedido es de 350€ por individuo y se desconoce el número completo de solicitantes. En total, la han recibido 54.400 personas, lo que equivale a un 10% de la pobreza valenciana (500.000 valencianos se encuentran en este estado), según la red valenciana de pobreza. 

La portavoz del Partido Popular, Elena Bastidas, compara la gestión de Oltra de la renta con «la triple erre: Rebajas, recortes, retrasos«. El primero por la disminución del dinero prometido (de 800€ a 350€); la segunda por los «recortes de un 5,5% a las familias vulnerables», porque la concesión de la renta se calcula con el salario mínimo del año pasado y no con el de 2020; y los retrasos por los «quince meses de media de espera».

Por tanto, ha exigido que «salga de sus cómodas vacaciones» ya que «mientras los valencianos sufren, no cobran sus ERTE y se recortan prestaciones, el Botànic se dedica a negociar la continuidad de sus privilegios con Ciudadanos respecto al listón electoral». 

Septiembre, marcado en rojo

Se espera que a partir de septiembre se agilicen los trámites burocráticas para que más individuos pueden acceder a ambas ayudas, que no están coordinadas entre ellas y que en muchas ocasiones se solapan, provocando que no llegue ninguna de las dos, o se conceden a la misma persona, generando desigualdades entre los solicitantes.

Las ONGs están teniendo un papel importante en el proceso de presentación de las peticiones ya que «algunos «no tienen los conocimientos digitales para poder realizarlo por sí mismas», como señalan desde Casa Caridad. Aunque, apuntan que todavía «no han tenido respuesta a ninguna de las peticiones que han ayudado a presentar».

¿Cómo se puede solicitar la Renta Valenciana de Inclusión?

El importe de la renta no es el mismo en todos los casos ya que varía en función de las necesidad de cada individuo. Sin embargo, para pedirla hay que cumplir una serie de requisitos: 

  1. Tener más de 25 años, excepto si se ha cotizado a la Seguridad Social durante al menos un año o si se tiene menores a cargo. 
  2. Residir en la Comunitat Valenciana o estar empadronado en ella desde hace un año, aunque esta condición también cuenta con algunas excepciones: los refugiados, los aislados y las víctimas de violencia de género no necesitarán cumplirlo. 
  3. Haber solicitado otras ayudas ordinarias, es decir, para acceder a esta renta hay que haber pedido con anterioridad las ayudas a las que se tuviera acceso.
  4. No disponer de ninguna plaza en los centros de atención residencial.

La renta a la vez está subdividida en cuatro tipo de ayudas diferentes: 

  • Renta de garantía inclusión social (RGIS): para los que formen parte de un acuerdo de inclusión social.
  • Renta de garantía de ingresos mínimos (RGIM): va de la mano de la renta anterior. Esta enfocada a aquellos que no pueden aceptar el acuerdo de inclusión social por problemas personales. 
  • Renta complementaria de ingresos por prestaciones (RCIP): es un complemento a otro tipo de ayudas que se están recibiendo, pero que no son suficientes.
  • Renta complementaria de ingresos por trabajo (RCIT): es un adicional a unos ingresos laborales insuficientes para cubrir las necesidades mínimas.