Los arquitectos afirman que la fachada del edificio de Valencia generó un «efecto chimenea»

El Colegio Oficial de Arquitectos de Valencia señala que la fachada ventilada, instalada en la época del boom inmobiliario, contribuyó al rápido avance del fuego, resaltando las carencias normativas de la época.

Imagen del edificio de Valencia incenciado. EFE/Manuel Bruque

Imagen del edificio de Valencia incenciado. EFE/Manuel Bruque

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

El presidente del Colegio Oficial de Arquitectos de Valencia (COAV), Luis Sendra, ha dicho que la fachada ventilada instalada pleno auge inmobiliario entre 2005 y 2007 ha actuado como un «efecto chimenea», contribuyendo a la rápida propagación del fuego.

Sendra, quien se desplazó al lugar del incidente, ha explicado que el edificio fue construido por la promotora Fbex, que quebró posteriormente. A pesar de ser «aparentemente bien hecho», la fachada ventilada, popular en esa época para mejorar las condiciones térmicas, ha sido señalada como un factor clave en la tragedia.

En el contexto del crecimiento inmobiliario de esos años, Sendra ha destacado que no existían restricciones en los productos utilizados en las fachadas ni en los muebles de las terrazas. Las normas actuales contra incendios se consolidaron en 2011, y en el pasado, el poliuretano, presente en la fachada del edificio afectado, se colocaba directamente sin analizar sus propiedades.

«Hoy el poliuretano no se pone directamente, si era lo que había -en ese edificio- porque hay que analizarlo y esperar a ver qué dice la pericial cuando se pueda hacer», ha añadido Sendra. Ha destacado que la fachada ventilada, concebida para mejorar las condiciones térmicas, actuó como una vía por donde las llamas se propagaron, generando un «efecto chimenea» que contribuyó al rápido avance del incendio.

Aunque en principio no parece que un colapso estructural sea inminente, el presidente colegial ha advertido sobre la posibilidad de que el fuego haya afectado elementos constructivos como pilares y vigas durante un tiempo prolongado, lo que podría desencadenar un colapso. No obstante, instó a la precaución y la prudencia debido a la posibilidad de que haya personas atrapadas dentro del edificio.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Deja una respuesta

Ahora en portada
Caixabank se pone de lado de los hoteles en su lucha contra AirBNB