Protesta de franquiciados arruinados con los supermercados DIA.

DIA vacía el departamento de franquicias y paraliza los nuevos contratos

stop

DIA cambia de destino a los empleados del departamento, les asigna nuevas funciones y ordena paralizar los nuevos contratos

Madrid, 07 de junio de 2017 (06:55 CET)

La cadena de supermercados DIA avanza en una profunda transformación de su departamento de franquicias --pondría fin al actual sistema--, que ha ocasionado decenas de franquiciados arruinados.

La multinacional ha comenzado a vaciar su departamento de franquicias de la sede de Getafe (Madrid), donde la empresa atendía a los nuevos los franquiciados y ha reubicado a los empleados en la sede de la compañía en Las Rozas (Madrid), según han confirmado a Economía Digital fuentes internas de la empresa.

Los trabajadores reubicados desempeñarán otras responsabilidades y el departamento de franquicias será reducido a la mínima expresión, según han confirmado las mismas fuentes. La cúpula de la cadena quiere paralizar la firma de nuevos contratos de franquicias para poner orden a un sistema que les ha llevado a enfrentar decenas de denuncias y querellas en los tribunales en España, Francia, Brasil y Argentina.

Consultada sobre los cambios que prepara el departamento de franquicias, DIA se ha limitado a asegurar a Economía Digital que puede haber varios planes en marcha y diversas ideas en desarrollo.

El jefe, desterrado

DIA lleva a cabo una profunda reforma de su cúpula directiva y también de su sistema de franquicias. La cadena de supermercados ha ejecutado una reestructuración de la cúpula directiva en la que el responsable de las franquicias, Miguel Guinea Valle, ha sido relegado a Portugal, por debajo de Amando Sánchez.

El máximo responsable del área recién designado, Faustino Domínguez, comanda ahora esta unidad de negocio junto al consejero delegado Ricardo Currás, que este martes premió a los mejores franquiciados de la cadena.

Los conflictos

Al menos tres grupos de franquiciados se han unido para llevar a DIA a los tribunales. Los afectados mantienen un relato sin fisuras: aseguran que la cadena aumenta beneficios mientras los ahoga con precios por debajo de coste.  

Hasta ahora, una de las franquiciadas afectadas logró una sentencia favorable. El juzgado número 33 de primera instancia de Barcelona acreditó que la cadena de supermercados "incumplió gravemente sus obligaciones contractuales" y que vendía a su franquiciada producto "inservible y no apto para el consumo". 

La cúpula de DIA buscaría evitar nuevos conflictos como éste y prepara cambios drásticos en el sistema de franquicias. La cadena valora retomar los antiguos sistemas comerciales en los que primaba la tienda propia y en los que la carnicería, la pescadería y la frutería podrían volver a ser gestionadas por terceros.