El TSJC prohíbe a Lidl vender su robot de cocina por ser una copia de la Thermomix

Los juzgados mercantiles de Barcelona ordenan la retirada de todas las máquinas Monsieur Cuisine al vulnerar las patentas de la alemana Vorwerk

Vorwerk consigue detener al robot de cocina de Lidl en los juzgados. La compañía propiedad de Thermomix protagonizó en los últimos dos años una encarnizada batalla comercial con la cadena de supermercados, que en 2018 lanzó el Monsieur Cuisine Connect. Ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) sentencia que el nuevo aparato vulnera sus patentes y obliga a retirar todos los electrodomésticos del mercado.

Segú informó el tribunal, la sección especializada en patentes de los juzgados mercantiles de Barcelona resolvió este martes que el robot de Lidl “constituye una violación de los derechos de exclusiva derivados de la patente ES 2 301 589, titularidad de Vorwerk”.

Tras constatar la infracción, el TSJC prohíbe a los supermercados alemanes “la importación, almacenamiento, ofrecimiento y comercialización” del robot de cocina en cuestión. Además, le obliga a retirar todos los aparatos que se encuentren en su poder o de sus distribuidores, así como toda la publicidad existente, ya sea en soporte físico o en internet.

Lidl tampoco podrá importar su Monsieur Cuisine en el futuro. Además, la compañía deberá indemnizar a Vorwerk con una cantidad “que se determinará en la fase de ejecución de la sentencia”.

Thermomix contra Lidl: un año y medio en los tribunales

La sentencia de los tribunales catalanes llega un año y medio después de la demanda presentada por Vorwerk, en junio de 2019. La ofensiva judicial llegó pocos meses después de que Lidl comenzase a comercializar el Monsieur Cuisine, en junio de 2018. Inmediatamente se convirtió en un éxito de ventas por su bajo precio frente a la Thermomix. De hecho, era habitual que se agotase a las pocas horas cada vez que estaba disponible.

La empresa germana consiguió batir a su competidor en el juzgado principalmente por la función pesado que Thermomix realiza gracias a un circuito independiente. Así, puede pesar los alimentos con la máquina en funcionamiento. El juzgado mercantil estimó que Lidl imitaba las señas distintivas de esta herramienta.

El procedimiento actual no es el único iniciado por Vorwerk en España. En 2007, la compañía Taurus lanzó al mercado el robot de cocina Mycook. La respuesta de la empresa alemana fue presentar una demanda contra la recién llegada en el sector, precisamente en el juzgado de lo mercantil número 5 de Barcelona, que estimó parcialmente la petición y forzó la eliminación algunos elementos del nuevo robot, como el cestillo metálico.