Ikea encuentra en el bambú la solución a una de las incomodidades de usar el smartphone

Ikea trabaja con bambú para caminar hacia la sostenibilidad y fabrica una tabla ideal para sostener el teléfono móvil

Ikea

Ikea

Ikea no deja de sorprendernos. La multinacional sueca está volcada en hacer un cambio radical en la fabricación de sus productos para ayudar la medio ambiente. Y uno de sus materiales estrella de este último año es el bambú, un elemento mucho más sostenible. Tiene muchos más beneficios tanto para las personas como para el planeta, por eso Ikea le ha puesto en punto de mira para la construcción de sus muebles. Ikea lo utiliza cada vez más.

Lo que más gusta del bambú es la resistencia y la buena estabilidad dimensional. Con estas características, Ikea puede fabricar productos con elementos y tablas más finas. Se reduce el uso del material por producto y, por tanto, se utilizan menos recursos naturales y se ahorra en gastos de transporte.

Además, si se le da un correcto cuidado, «el bambú pasa a ser también un material óptimo para productos en habitaciones húmedas, ya que es menos probable que se agriete con la exposición a la humedad. El bambú es un material renovable y reciclable, y su durabilidad hace que sea excelente para productos de larga duración«, nos detalla Ikea. Y este material da un aspecto natural de la madera.

Según cuenta Ikea, «los bosques de bambú son especialmente eficientes porque la planta de bambú crece rápido y, en muchos casos, no tiene que ser replantada tras cortar los palos». Ikea fabrica todos los elementos con la parte inferior de la planta y la central. Las láminas se utilizan para paneles en accesorios y muebles

El producto más útil, minimalista y revolucionario hecho con bambú

Hay muchos muebles y elementos decorativos que nos han encantado. Pero nosotros nos quedamos con uno de los más útiles. Se trata del artículo que ellos llaman BERGENES. Una tabla, hecha en Bambú, idónea para poder aguantar el móvil o tablet en forma vertical. Así podrás ver una película sin necesidad de tenerlo que coger con las manos, escuchar música o mirar una receta mientras cocinas.

Como coinciden todos sus clientes, se le puede dar un buen uso por muy poco dinero. Tan solo cuesta 3 euros y te durará de por vida. Útil y minimalista.