Lidl desafía a Decathlon con una camiseta para mujer que seca el sudor: cuesta 3,99 euros

La cadena alemana Lidl apuesta por una camiseta de manga corta que regula la humedad

En Lidl entendieron hace ya un tiempo que lo mejor que podían hacer para seguir creciendo en España era apostar por la diversificación de su oferta. Viendo que otras cadenas como Aldi o Carrefour habían logrado buenos resultados con esta estrategia, en Lidl no han hecho otra cosa que llevarla aún más al extremo.

Es por eso que, más allá de poner a la venta productos como electrodomésticos, muebles o juguetes, entre muchos otros, también han apostado por la ropa. Un segmento que no es precisamente sencillo pero en el que Lidl, desde luego, está entando con fuerza.

Sobre todo en todo lo relacionado con la ropa casual o destinada al deporte. Ente otras cosas porque se tratan de prendas en las que Lidl puede explotar su mejor virtud: una excelente relación entre la calidad y el precio de sus productos.

La camiseta de deporte de Lidl

En este sentido, uno de los productos que está dando muchos de qué hablar y que ha puesto en alerta a Decathlon es la Camiseta para mujer de manga corta. Una camiseta para hacer deporte que tiene una peculiaridad que hace de ella una prenda muy a tener en cuenta.

Y es que, más allá de ser una “camiseta para mujer de manga corta con ajuste óptimo que mantiene la forma gracias a la fibra LYCRA®”, como apuntan en Lidl, esta camiseta también “se seca rápidamente y regula la humedad”.

La Camiseta para mujer de manga corta que venden en Lidl
La Camiseta para mujer de manga corta que venden en Lidl

Evidentemente, como no podía ser de otra manera siendo como es un producto de Lidl, su precio se ha convertido en su mejor arma para lograr más ventas. Y es que, como bien podemos ver en la web de la cadena alemana, el precio de esta camiseta (disponible en varios colores) es de 3,99 euros.

Un precio muy top que deja a Decathlon en una posición delicada y que hace de Lidl una de las mejores opciones para este tipo de prendas.

Iñaki Maresca