Mercadona revoluciona la dieta mediterránea con un enlatado de 1,20 euros

El nuevo producto revolucionario de la cadena de supermercados Mercadona que pone patas arriba la dieta mediterránea

Son muchos los productos propios de Mercadona que han ayudado, y mucho, a que la cadena de supermercados valenciana sea la primera opción para muchos en España. La empresa de Juan Roig va poco a poco sumando adeptos a su causa, consolidándose así como la referencia en el sector.

Y todo gracias a su excelente relación calidad/precio en productos que ya se han convertido en un clásico en muchas cocinas de España. Productos como el guacamole o la crema de yogur griego, entre muchos otros, son alabados por los consumidores habituales de esta cadena española.

Mercadona y sus mandarinas en almíbar

Es por eso que, de vez en cuando, Mercadona opta por ir un paso más allá y arriesgarse. Sabe que en cuanto a productos básicos o ya muy asentados en nuestro país lo tiene todo ganado, de ahí que se lance en ocasiones con nuevas propuestas revolucionarias.

Mandarinas en almíbar Mercadona
Mandarinas en almíbar Mercadona

Y una de ellas es la de las mandarinas en almíbar. Por mucho que la globalización haya ayudado a que podamos comer todo tipo de fruta casi todo el año, no es que sea un secreto que ciertas frutas sí que tienen sus meses buenos.

En el caso de las mandarinas, Mercadona ha optado por ir un paso más allá y, como ya se hace con otras frutas como la piña o el melocotón, ha optado por comercializarla enlatada en almíbar.

Una apuesta arriesgada teniendo en cuenta que, al menos de momento, es la única cadena que ha decidido ir por ese camino. Cómo no, uno de los puntos fuertes de  este producto es su precio. Como podemos ver en la web de Mercadona, el bote de 312 gramos tiene un precio de 1.20 euros. Además, está envasado en almíbar ligero, por lo que no contiene azúcares añadidos.

Estamos ante un nuevo producto que, para muchos, ha revolucionado la dieta mediterránea. Si bien es cierto que hay quien considera que lo mejor es comer la fruta en su temporada, esta ingeniosa solución de Mercadona apunta a éxito. Veremos si, en un futuro próximo, el resto de cadenas deciden o no emular a los valencianos.