Abercrombie obliga a Imronda a descontar la mitad del alquiler de su macro tienda en Madrid

stop

La multinacional se acoge a los flecos del contrato de arrendamiento para reducir a sólo 660.000 euros al año el precio por el lujoso palacio de Aguas de Sevilla

Modelos en una tienda de Abercrombie.

08 de mayo de 2012 (21:35 CET)

Imronda ha descontado el 50% del alquiler a una de las principales multinacionales de la moda estadounidense. El desembarco en Madrid de Abercrombie & Fitch ha resultado sustancialmente más barato a lo previsto, al menos en lo que a la renta del lujoso espacio que ocupa se refiere. De los 1,32 millones de euros que figuran en el contrato sólo se han pagado 660.000 gracias a una cláusula que beneficia a la empresa textil.

La multinacional alcanzó en febrero de 2010 el pacto para arrendar el palacete de Aguas de Sevilla por un periodo de 10 años. El activo tiene una superficie de 1.300 metros cuadrados pero las reformas para albergar la primera tiende Abercrombie & Fitch en España se alargaron durante un año. Finalmente abrió en Noviembre del mismo año. La magnitud del proyecto finalmente ha permitido a la cadena de tiendas ahorrarse la mitad del alquiler durante 2011.

El inmueble está situado en la plaza Marqués de Salamanca, a sólo unos 100 metros de las tiendas de casi todas las marcas del sector del lujo. Esta situación es la causante de que el precio pactado con Imronda sea superior al que la multinacional paga en Barcelona para ubicar, por ejemplo, las dos tiendas de Hollister, su segunda marca, que ha abierto en la Ciudad Condal.

También es sensiblemente más elevado al que se barajó para ubicar un establecimiento Abercrombie & Fitch en el Paseo de Gracia. En Barcelona, el inquilino estadounidense paga poca prácticamente 300.000 euros al año por los dos establecimientos.

El primer año completo del grupo en España se ha saldado con una facturación de 3,78 millones de euros a través de sus dos emblemas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad