Abertis gestionará dos autopistas en Puerto Rico

stop

INFRAESTRUCTURAS

Salvador Alemany

21 de junio de 2011 (09:22 CET)

Puerto Rico ha seleccionado al consorcio liderado por Abertis y Goldman Sachs Infrastructure Partners II como oferta preferente en el concurso para la gestión de dos autopistas, PR-22 y PR-5 , ha informado este martes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El consorcio, que gestionará dichas autopistas por un periodo de 40 años, desembolsará un canon concesional de 762 millones de euros para la adjudicación.

El consorcio está integrado por Abertis (45%) y el fondo de inversión (55%), que financiarán la operación en una proporción aproximada del 40% de aportación de capital por parte de los socios, mientras que el 60% restante se pagará con deuda a largo plazo, ha informado la sociedad de infraestructuras.

Principal autopista de la isla


La autopista PR-22, también conocida como autopista José de Diego, es la más transitada de Puerto Rico, con un tráfico diario de 84.000 vehículos, según datos del año 2010. Discurre a lo largo de 83 kilómetros conectando la capital (San Juan) con la ciudad de Arecibo por el norte de la isla. La autopista cuenta con siete estaciones de peaje, incluyendo la estación de Buchanan, por donde transitan cada año más de 25 millones de vehículos, y da servicio a una zona que destaca por la ubicación de grandes compañías multinacionales del sector industrial y farmacéutico.

Por su parte, la PR-5 -abierta al tráfico en 2006- es una extensión de cuatro kilómetros de la PR-22 que cruza el área metropolitana de la capital San Juan, en la zona de Bayamón.

Las autopistas PR-22 y PR-5 tuvieron en el ejercicio fiscal 2010 unos ingresos de explotación de 90 millones de dólares (62 millones de euros).

Abertis gestiona en Puerto Rico desde hace 16 años el Puente Teodoro Moscoso, situado en la zona metropolitana de San Juan. La vía ha servido desde su inauguración a más de 128 millones de usuarios y en 2010 logró generar ingresos cercanos a los 19 millones de dólares, un 8% más respecto al año anterior. En el grupo de infraestructuras se considera que la concesión de las dos autopistas consolida la presencia en Puerto Rico y sirve de puerta de entrada al mercado estadounidense.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad