Peaje de la AP-7 cerca de la frontera entre España y Francia, gestionada por Abertis, casi vacía por el estado de alarma por el coronavirus. EFE
stop

La concesionaria de Atlantia y ACS comunica a la plantilla de Acesa e Invicat más despidos en verano, que afectarán también a servicios centrales

Xavier Alegret

Economía Digital

Peaje de la AP-7 cerca de la frontera entre España y Francia, gestionada por Abertis, casi vacía por el estado de alarma por el coronavirus. EFE

Barcelona, 26 de junio de 2020 (12:57 CET)

Abertis cerró el 13 de marzo, un día antes de la declaración del estado de alarma por coronavirus, un ERE en sus concesionarias Acesa, Invicat y Aucat. Ahora, no ha tardado ni una semana desde el fin del estado de alarma para plantear un nuevo despido colectivo para dos de estas empresas y también para Abertis Autopistas de España, así que por primera vez plantea recortes masivos en sus oficinas.

La dirección de la compañía controlada por la familia Benetton (Atlantia) y Florentino Pérez (ACS y Hochtief) anunció este jueves a los representantes de los trabajadores la intención de presentar un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) en verano para tres de sus empresas en España, entre ellas la matriz de las autopistas y su principal concesionaria, Acesa, según explicaron fuentes de la plantilla.

Entre las tres filiales de Abertis suman unos 800 empleados, aunque la empresa todavía no ha concretado la afectación del ERE. Fuentes de la compañía que dirige José Aljaro han admitido a Economía Digital que el proceso se inició este jueves con la comunicación formal a los empleados y que el expediente que se plantea por causas organizativas y productivas. No precisaron la cifra de afectados.

Los tiempos no son casualidad. Han pasado ya tres meses desde el anterior ERE, el tiempo mínimo legal para hacer despidos colectivos, y además, a finales de junio vence la vigencia del actual convenio colectivo, cuya renovación quedó truncada por las negociaciones del anterior expediente y la llegada de la pandemia. Este convenio protegía a la plantilla y, sobre todo, establecía una indemnización equiparable al despido improcedente, es decir, de 33 días por año y 45 para los años anteriores a 2012.

Las negociaciones, a partir del 2 de julio

En menos de una semana, el jueves 2 de julio, las partes iniciarán las negociaciones y está previsto cuando entonces Abertis detalle a los sindicatos CCOO, UGT y USO las causas del ERE, las condiciones y los trabajadores afectados para cada una de las empresas.

Acesa es la mayor concesionaria del grupo en España, gestiona la AP-7 norte y la AP-2, aunque su contrato finaliza en agosto de 2021 y el Gobierno ya ha anunciado que no lo renovará. Invicat gestiona la C-32 y la C-33, autopistas de la Generalitat de Catalunya situadas alrededor de Barcelona, y la concesión también vence el próximo año.

Tercer ERE de Abertis en seis meses

Abertis cerró en marzo el acuerdo con los sindicatos para el despido de 98 trabajadores de Acesa, 29 de Invicat y 15 de Aucat, otra concesión catalana con fecha de caducidad. Así, salieron 142 empleados de los 175 inicialmente señalados por la empresa.

Pero ese ERE no era el primero de los últimos tiempos en una filial de la empresa catalana. De hecho, el actual es el tercero en seis meses. A finales de diciembre salieron otros 136 empleados de Aumar, la concesionaria de Abertis de la AP-7 sur y la AP-4, cuyo contrato venció y no fue renovado. El resto fueron subrogados a la empresa adjudicataria del mantenimiento de las autopistas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad