Acciona presume de tres nuevos contratos de agua menores en Cataluña

stop

La compañía suma 12 millones de facturación mientras sigue la incógnita de la 'guerra del agua'

Acciona, investigada por sobornos en Aragón

en Barcelona, 03 de febrero de 2015 (12:49 CET)

Acciona ha comunicado este martes la firma de tres contratos de agua conseguidos recientemente en Cataluña, el territorio que sostiene gran parte de la división gracias a la concesión de Aigües Ter Llobregat (ATLL). El problema es que el futuro de esta adjudicación está en el aire y las tres nuevas licitaciones sólo reportarán a la compañía de la familia Entrecanales unos ingresos de 12 millones de euros. Una cifra muy alejada de la gestión del agua en alta de Barcelona y su ámbito de influencia (cuatro millones de habitantes).

Los nuevos contratos tienen una duración de un año y pueden ser prorrogables.

Servicios


La compañía suma a sus activos la concesión para renovar los servicios de explotación, conservación y mantenimiento del saneamiento de la comarca del Montsià (Tarragona), con 69.613 habitantes. La división de agua de Acciona ya había firmado otros tres contratos en la misma zona para tratar parte del agua que se vierte en el Delta del Ebro.

El grupo obtiene con la segunda concesión la conservación, mantenimiento y explotación de los sistemas de saneamiento de la comarca vecina de Conca de Barberá (Tarragona), donde viven 20.723 personas, según datos del Idescat. También mantendrá y explotará las depuradores del grupo La Llagosta. Este contrato incluye las estaciones de bombeo de aguas residuales y la red de colectores del consorcio para la defensa de la cuenca del río Besós. Según la compañía, las instalaciones podrían llegar a dar servicio a 350.000 habitantes.

'Guerra del agua'


El Gobierno de Artur Mas aún no ha tomado ninguna decisión respecto al futuro de ATLL. La mesa de contratación que se constituyó con este fin sigue analizando los mandatos del Tribunal Supremo que echaban al grupo de los Entrecanales. Por el momento no tiene en cuenta los recursos presentados por los dos privados que protagonizan la guerra del agua en Cataluña, la propia Acciona y Agbar, en los que denuncian en la consejería de Territorio que este órgano no tiene competencias para tomar esta decisión.

El alto tribunal español aún debe publicar una última sentencia sobre el desenlace de la concesión, la que contesta el recurso presentado por la compañía de los Entrecanales. No se espera que la argumentación cambie sustancialmente respecto a lo que ya ha manifestado en las respuestas a Aguas de Cataluña, la sociedad que gestiona ATLL, y la de la Generalitat.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad