stop

Acciona pone el cartel de se vende a sus negocios no estratégicos, como Transmediterranea o Bestinver

Barcelona, 12 de julio de 2017 (05:55 CET)

Los Entrecanales ponen el cartel de se vende a parte de su imperio. Acciona es un gigante de 6.000 millones de euros muy diversificado, con negocios de muy distinta índole y con tradición de rotación de activos, y está analizando la venta de algunos de sus negocios no estratégicos, según explicaron fuentes financieras. La compañía declinó hacer comentarios al respecto.

El grupo que preside José Manuel Entrecanales ya lo intentó con alguno de sus negocios en 2014, tras la reforma energética en España, que le obligó a replantearse su estrategia, y ahora vuelve a la carga. Tras la mejora de sus negocios por la salida de la crisis, Acciona podrá aprovechar un mejor clima para las operaciones corporativas que hace tres años, y con el interés de muchos fondos de invertir en España.

El core business de Acciona lo componen su área de energía, centrada especialmente en renovables, para las que buscó un socio, las infraestructuras, agua y concesiones. El resto es susceptible de ser vendido si hay oportunidad. En este grupo entran Transmediterranea, Bestinver, Bodegas Palacio 1894 e incluso su inmobiliaria y sus negocios de servicios.

Acciona necesita cash para rebajar sus deuda y financiar el crecimiento en sus áreas core

Transmediterranea es uno de los negocios que claramente no forman parte de los activos estratégicos de Acciona. De hecho, en 2014 ya se barajó su venta por más de 100 millones de euros, aunque la operación no llegó a buen puerto. También en ese momento se planteó la venta de Bestinver y del negocio inmobiliario, operaciones que tampoco se cerraron.

En esa época, Acciona estaba todavía encajando los efectos de la reforma energética de José Manuel Soria, que hizo un roto en sus cuentas. Pero la única desinversión importante fue la de parte de su negocio de renovables a KKR por más de 400 millones de euros. Antes, en 2011, había vendido los aparcamientos.

Acciona y su alta deuda

Retomar ahora las ventas permitirá a Acciona reducir su alta deuda y seguir incrementando sus inversiones en su core business. La compañía cerró 2016 con una deuda neta de más de 5.100 millones, cifra que prácticamente no pudo reducir durante el ejercicio y que suponía 4,3 veces su ebitda. Además, este año ha emprendido compras, como la de la australiana Geotech, por lo que las desinversiones le ayudarán a financiar operaciones sin endeudarse más.

Las ventas no afectarán, en principio, al negocio de agua, que aporta 700 millones a las cuentas de Acciona y el 10% de su ebitda. En esa área, la compañía tiene un conflicto importante en Cataluña con la posible pérdida de la concesión de ATLL. El TSJC dictaminó que la concesión debía revocarse pero Acciona recurrió, por lo que la decisión depende ya solo del Tribunal Supremo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad