Manuel Menéndez en una imagen de archivo. El consejero delegado de Liberbank acudirá a la ampliación de capital. EFE/ED/archivo

Los accionistas mayoritarios de Liberbank retan a los especuladores

stop

Liberbank cerró la jornada con una caída del 18,32% en la que es su novena bajada consecutiva

Economía Digital

Manuel Menéndez en una imagen de archivo. El consejero delegado de Liberbank acudirá a la ampliación de capital. EFE/ED/archivo

Barcelona, 08 de junio de 2017 (19:07 CET)

La sombra del Popular se extiende sobre Liberbank. La jornada en bolsa de la entidad ha estado marcada por los movimientos de los inversores a corto y la respuesta de los accionistas mayoritarios, que intentaban frenar la sangría. No lo han logrado. El banco ha cerrado la sesión con un serio correctivo: se ha dejado el 18,32% en la que ha sido la novena sesión consecutiva de caídas. 

El ritmo de la sesión ha estado marcado por la actividad frenética de operaciones. Durante la jornada se han movido aproximadamente 19 millones de acciones. Además, el 1,39% de los títulos de Liberbank están en posiciones cortas, según los datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Ante esta situación, parte de los accionistas mayoritarios han actuado.

El primero de ellos ha sido Manuel Menéndez, consejero delegado de la entidad, que ha querido trasladar un mensaje de confianza con nuevas compras. Las ha ejecutado en dos paquetes:adquiriendo directamente 80.000 acciones de la entidad y otras 129.000 por derechos futuros. Así ha aumentado su participación en el banco hasta el 0,048%.

Por su parte, Corporación Masaveu también ha salido en apoyo del banco con un aumento significativo de su participación. El grupo ha adquirido 50.000 títulos, equivalentes a un 0,027% del capital. Tras estas operaciones, la participación en el accionariado de la entidad financiera queda compuesta en su mayoría por el empresario mexicano Ernesto Tinajero, el fondo Oceanwood, Fundaciones Bancarias de Cajas de Ahorro y la Corporación Masaveu.

Caída Liberbank: la entidad vive la novena jornada consecutiva de caídas

La situación de la entidad resultante de la fusión de CajasturCaja de Extremadura y Caja Cantabria no pasa por su mejor momento. El 31 de marzo su ratio de mora era cercano al 13%, mientras que al cierre del primer trimestre llegaba al 19,5%. Asimismo, el volumen de la cartera de activos dudosos también son un lastre. Por ello la entidad ha doblado esfuerzos para desprenderse y ha registrado una disminución en el primer trimestre de 254 millones de euros (el 7,9%), y de 1.830 millones de euros en comparación con marzo de 2016.

Situación de la plantilla

En paralelo, la situación laboral de sus empleados también es un fiel reflejo de la situación que atraviesa el banco. Liberbank anunció el pasado lunes que había propuesto a los sindicatos un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) para 525 personas a base de bajas incentivadas. También voluntarias para los trabajadores de 59, 60 y 61 años. Las últimas medidas contempladas son un plan movilidad geográfica y una reducción de la jornada laboral.

El ERE tendría vigencia hasta finales de diciembre de 2019. Este nuevo conflicto laboral se produce cuando aún no se ha terminado de ejecutar el anterior de 2015. A finales de marzo de este año, Liberbank tenía 4.011 empleados, 1.235 menos (-23,5%) que en 2016. Asimismo, mantenía abiertas 868 oficinas en toda España, frente a las 1.036 del mismo día del año anterior.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad