Almirall soporta una morosidad de 85 millones con la Administración

stop

Los impagos del Sistema Nacional de Salud dejan la tesorería de la empresa en dificultades. La posición neta de la caja es básica para afrontar un año en el que las ventas han caído del 12%

Jorge Gallardo, presidente de Almirall

26 de diciembre de 2011 (18:43 CET)

El gigante farmacéutico Almirall soporta en sus cuentas una morosidad de unos 85 millones de euros por parte de la Administración. Una cantidad que, según fuentes del laboratorio barcelonés, ha dejado en el alambre la tesorería de la empresa. Y la posición neta de la caja es básica para afrontar el fin de año. Al cierre del tercer trimestre, las ventas de Almirall cayeron el 12,5% y el resultado neto el 23,1% hasta los 97,7 millones de euros.

Una realidad en línea con otras corporaciones del sector que también auguraron un año muy difícil a raíz del recorte sanitario que el Gobierno de Zapatero realizó en 2010. Para hacer frente a la bajada de ventas, Almirall ya pasó la tijera por la partida de gastos y despidió a parte de la plantilla en España. Las mismas fuentes indican que el efecto práctico del plan de austeridad se verá seriamente mermado por la deuda del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Al ser preguntado por Economía Digital, los portavoces de Almirall se han negado a hacer ningún comentario sobre la morosidad de la multinacional. Han señalado los “sólidos fundamentos financieros” de la farmacéutica y se han remitido a los últimos resultados trimestrales. “El flujo de caja libre generado durante el período alcanzó los 94,8 millones y ha mejorado en un 20% respecto el mismo periodo de 2010”, han comentado sin hacer ninguna referencia a los cobros, su verdadero problema.

Internacionalización

La dirección de Almirall, presidida por Jorge Gallardo, ha intentado solventar la pérdida de interés por el mercado español incrementando su negocio más allá de los Pirineos. Actualmente representa el 44% de las ventas totales y afirman que empezarán impulsando las filiales europeas: Alemania, Austria, Bélgica, Francia, Italia, México, los países nórdicos, Polonia, Portugal, las islas británicas y Suiza. También están presentes en México y comercializan parte de su portafolio en países como Estados Unidos, Corea y Brasil.

El SNS ha reconocido que acumula con sus proveedores unas facturas pendientes de 15.000 millones. Deben tanto a industrias farmacéuticas como a empresas de tecnología sanitaria o distribución de material.

En cuanto a la cotización de la farmacéutica, el analista Juan Pedro Zamora de XTB asegura que el precio objetivo de las acciones es de 6,20 euros, por encima de los 5,37 euros con los que cerró la sesión del viernes. Ejemplifica las buenas perspectivas del valor en el mercado por la toma de posiciones discreta que han realizado entidades como Merrill Lynch, Banco Espirito Santo o Norbolsa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad