La tienda automática Amazon Go en Seattle. La empresa prepara una nueva cadena de supermercados. Foto: Wikicommons
stop

Amazon abrirá a finales de 2019 su primer supermercado en EEUU, independiente de su filial de alimentos orgánicos Whole Foods, según un informe

Alessandro Solís

Economía Digital

La tienda automática Amazon Go en Seattle. La empresa prepara una nueva cadena de supermercados. Foto: Wikicommons

Barcelona, 02 de marzo de 2019 (12:37 CET)

El sector de los supermercados y las tiendas de comestibles en Estados Unidos tiembla con el último informe sobre los planes de expansión de Amazon en el comercio minorista físico. Después de comprar la cadena de tiendas orgánicas Whole Foods en 2017 por 13.700 millones de dólares, Amazon quiere lanzar su propia cadena de supermercados.

El Wall Street Journal informó el viernes de que el gigante minorista online pretende reforzar su presencia en el comercio presencial con un concepto de supermercados diferente al de Whole Foods, que no competiría con la cadena que vende alimentos orgánicos dado que ofrecería mayor variedad de productos a un menor precio, según fuentes de la empresa.

Amazon pretende abrir docenas de tiendas empezando este año, a finales del ejercicio, y continuando a inicios de 2020. Se espera que el primer supermercado de Amazon se inaugure en Los Ángeles, California, y el minorista también tiene en la mira para el proyecto establecimientos en San Francisco, Seattle, Chicago y Washington, entre otras ciudades.

El impacto de la noticia provocó importantes caídas en bolsa para Walmart, Kroger, Target, Costco, BJs y Sprouts, las principales cadenas de supermercados en EEUU. Amazon rechazó dar declaraciones sobre la filtración de información.

La estrategia de Amazon para dominar el sector de los supermercados

Adicionalmente, el diario de Wall Street informó de que Amazon podría estarse preparando para adquirir otros negocios y reforzar su estrategia de supermercados. La compañía está interesada en cadenas regionales de unas 12 tiendas con las que podría incrementar su huella en el sector, aunado a Whole Foods, sus tiendas automáticas y los nuevos supermercados.

Amazon ha aprendido algunas cosas tras la compra de Whole Foods. La cadena de tiendas orgánicas estrenó un concepto de establecimientos más pequeños en 2017, que será descontinuado este año. En enero surgieron rumores de que Whole Foods quería comprar los supermercados cerrados de Kmart, y ahora se dice que es Amazon el interesado en esas tiendas.

Las compras del supermercado son unas de las pocas que los consumidores estadounidenses prefieren no hacer por internet, por lo que la apuesta de Amazon es clara en ese sentido: también quiere dominar ese sector en su tierra natal. Ya había empezado en marzo de 2017 con el servicio Amazon Fresh, de entrega de alimentos a la casa del cliente.

Después de la adquisición de Whole Foods y los rumores de una compra de DIA o Carrefour en Europa, la tecnológica estrenó en 2018 sus tiendas inteligentes Amazon Go, que no tienen dependientes. Y la empresa también produce miles de marcas blancas de productos para el hogar, que cabe esperar que se venderán en su propia cadena de supermercados.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad