Una tienda automática de Amazon en Seattle. Foto: Bruce Englehardt/Flickr
stop

Las 3.000 tiendas automáticas que proyecta Amazon para 2021 podrían ingresar 4.000 millones de euros al año

Barcelona, 26 de enero de 2019 (20:25 CET)

Cada local de Amazon Go, el concepto de tienda automática que el gigante minorista estrenó en enero de 2018, recibe unos 550 clientes por día, con una factura media de 10 dólares (menos de 9 euros). Esto significa que cada local podría ingresar 1,5 millones de dólares (más de 1,3 millones de euros) en un año, superando a las tiendas de conveniencia tradicionales.

Las tiendas tradicionales reciben ingresos medios anuales de 1 millón de dólares (unos 877.000 euros) por establecimiento; es decir, un 50% menos que la facturación que Amazon Go ha probado en su primer año en marcha. A esta conclusión llegó una investigación reciente de los analistas de la firma RBC Capital Markets, a la que Amazon no respondió.

Si Amazon cumple su palabra y abre 3.000 tiendas automáticas antes de 2021, y tomando en cuenta los ingresos estudiados por RBC Capital Markets, el concepto podría convertirse en un negocio de 4.500 millones de dólares (poco menos de 4.000 millones de euros) al año, informó Recode.

El ambicioso plan de Amazon Go

La primera tienda Amazon Go abrió al público hace un año en Seattle, cerca de la sede de la tecnológica. Los clientes solo deben elegir los productos que les interesan y salir de la tienda sin mayor protocolo, bajo el entendido de que los sensores y cámaras con los que está dotada capturarán la información necesaria para realizar el cargo automático de la compra.

Desde entonces, el coloso de Jeff Bezos ha inaugurado ocho establecimientos más en las áreas de Seattle, Chicago y San Francisco, con planes para estrenar el concepto también en Nueva York. No obstante, las tiendas no tienen un formato homogéneo; algunas venden productos básicos mientras que en otras hay también una gran selección de comidas preparadas.

A pesar de que la proyección de ingresos es positiva para Amazon, la inversión en la que debe incurrir la compañía para abrir las tiendas automáticas es cuantiosa.

Solo por concepto de hardware el coste se eleva hasta el millón de dólares por tienda. Morgan Stanley avisó en septiembre pasado que, para abrir 3.000 tiendas sin dependientes, Amazon debe invertir 3.000 millones de dólares (más de 2.600 millones de euros); es decir, dos terceras partes de lo que podría ingresar una vez que todas estén abiertas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad