Amper arranca otro préstamo oneroso a Alterfin

stop

La financiación de su capital circulante lleva a la tecnológica a novar un contrato tres semanas después de la firma, doblando el capital inicial pactado

Sede de Amper, en el Parque Empresarial Ciudad de la Imagen, en Pozuelo de Alarcón (Madrid)

Madrid, 08 de agosto de 2016 (01:00 CET)

Amper, la tecnológica presidida por Jaime Espinosa de los Monteros, prosigue con su imparable petición de capital para financiar su negativo capital circulante. Aunque, al cierre del primer semestre de 2016, esta capital se ha recuperado, sigue estando en nueve millones negativos, debido a esos 59 millones contabilizados por deudas con proveedores, excesivos para compensar los 11 millones de existencias y 39 que le restan por cobrar de contratos ejecutados.

Una circunstancia que ha llevado a la tecnológica a acometer una operación un tanto insólita, como novar un contrato firmado tan solo tres semanas antes.

El que, en virtud de un contrato de financiación sindicada, Amper suscribió, el pasado 15 de julio, con la sociedad Alternative Financing Estructuración y Originación (Alterfin), del grupo Auriga, por cuatro millones de euros, convertible en acciones a un precio de 0,07 euros por título, estableciéndose dos tramos para disponer el capital. Dos millones tomados en el momento de la firma, y otros dos durante el próximo mes de octubre. 

Pues bien, en octubre, ya no serán dos sino seis los millones que reciba Amper. El pasado jueves 4 de agosto la tecnológica firmaba la novación que servirá para duplicar, de cuatro a ocho, los millones prestados.

Alterfin, tras el fiasco de Renta 4

Amper se echaba en manos de Alterfin –que concede el préstamo a un alto interés– tras el fracaso que supuso la operación previa, la de la línea de capital suscrita con Renta 4, con la que se buscaba que esta gestora suscribiera un máximo de dos millones de euros.

Hasta 19,5 millones de acciones, equivalente al 2,79% del capital de Amper, pero apenas fueron 839.000 euros los captados. Insuficientes para las necesidades permanentes de capital que la tecnológica requiere.

Además de las presiones de los proveedores comerciales, Amper necesita liquidez permanente para afrontar vencimientos financieros.

Coge el dinero con una mano y lo suelta con la otra

En la misma fecha, la del pasado 15 de julio, en la que Amper recibió los primeros dos millones de Alterfin, vencía el primero de los plazos acordado con el fondo Fore –el principal accionista de Amper- para devolver los 4,4 millones de dólares que restan de un contrato de financiación que vencía el pasado 30 de junio, y que se ha prorrogado hasta el 15 diciembre.

Lo que coge con una mano, lo suelta por la otra. En octubre, cuando lleguen los seis millones pactados con Alterfin, sucederá lo mismo. Entre inversores y traders, la estrategia de mendigar dinero por Amper de manera permanente está siendo acogida con cierta indiferencia.

Retroceso en bolsa del 35%

En lo que va de año, los títulos de la tecnológica retroceden un 35% hasta capitalizar en el entorno de los 60 millones de euros.

En cuanto a los resultados al cierre del primer semestre, Amper registraba un beneficio de 3,8 millones, frente a los 4,6 perdidos entre enero y junio de 2015. Lo hacía tras aumentar un 3% las ventas, hasta casi 54 millones de euros, y acreditar un ebitda de 7,4 millones, un 56% mayor que el obtenido un año antes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad