Amper se achica para evitar pagar intereses inasumibles

stop

El pasado 30 de junio no amortizó 10 millones de dólares al fondo Fore, su principal accionista. Solo pagó la mitad. El resto, lo reembolsará hasta diciembre. Para entonces espera contar con la liquidez de la venta de su negocio en el Pacífico Sur, el más boyante del grupo

Sede de Amper

Madrid, 06 de julio de 2016 (01:00 CET)

Amper, la tecnológica presidida por Jaime Espinosa de los Monteros, tenía dos alternativas para encarar su futuro con ciertas garantías.

O seguir en esa estrategia de permanente apalancamiento en la que anda inmersa para financiar su capital circulante o vender activos para quitarse de un plumazo los 25 millones de deuda financiera que atesora.

Más pequeña, pero sin deuda

Y, ante la evidencia de que la dinámica de recurrir cada dos por tres al mercado para obtener liquidez le estaba metiendo en una espiral diabólica, asumiendo unos intereses financieros cada vez más altos, se ha decantado por la segunda. Será una empresa más pequeña, sí, pero también completamente saneada.

En este sentido, la semana pasada –un día antes de reconocer que no había sido capaz de amortizar en su totalidad el crédito de 10 millones que, en octubre de 2015, le había otorgado el fondo Fore, su principal accionista–, la tecnológica española anunciaba la firma de una carta de intenciones para vender su negocio en el Pacífico Sur a Amalgamated Telecom Holdings (ATH), la compañía de telecomunicaciones de Fiyi y participada por el National Provident Fund de este Estado insular de Oceanía.

Ebitda negativo sin el Pacífico Sur

Un negocio que aporta el 56% de la facturación de Amper y permite que su ebitda sea positivo. Al cierre del primer trimestre, los 4,8 millones de euros de rendimiento bruto de explotación procedente del Pacífico Sur facilitó que, el del conjunto del grupo, fuera de 1,13 millones de euros. Sin ellos, el ebitda se hubiera quedado en 3,6 millones negativos, por los 1,14 millones en rojo del negocio en España y los 2,5 millones que arrojó la actividad en Latinoamérica.

De todas maneras, como casi todo en Amper, no se trata de una operación cerrada. Faltan un montón de flecos que acotar y hacerlo en un plazo de tres meses, antes de que acabe el próximo mes de octubre. Lo primero, que ATH realice una oferta en firme sobre la base fijada por Amper de valorar el activo en algo más de seis veces el ebitda, en unos 80 millones de euros.

Operación a través de eLandia, la filial estadounidense

A partir de aquí, se requiere el visto bueno de los reguladores. Sobre todo el de la Comisión Federal de las Comunicaciones de Estados Unidos (FCC), ya que la operación se articula a través de la filial estadounidense eLandia, la realmente titular del 61% de la inversión objeto de la carta de intenciones.

De cerrarse con éxito la operación, Espinosa de los Monteros ya ha echado cuentas. Amper se achicaría sobremanera, de manera que el ebitda previsto para 2017 se reduciría por encima del 60%, de los 35 millones previstos al entorno de los 13. Pero, a cambio, sería una empresa sin un euro de deuda y con una liquidez de unos 45 millones de euros, suficientes para cubrir avales y poner en marcha proyectos, e incluso repartir dividendos.

Con la llegada de ese dinero, Amper podrá amortizar algunos préstamos que no ha podido devolver a fecha de vencimiento.

Vencimiento de préstamo prorrogado

Así, justo un día después de firmar la carta de intenciones con ATH, la tecnológica se veía incapaz de amortizar al fondo Fore Research Management –su principal accionista con el 9,77% del capital tras las sucesivas conversiones de deuda realizadas en los últimos meses– los 10 millones de dólares que le había prestado el pasado mes de octubre, debido a los altos intereses del 7% firmados.

Solo pagó algo más de la mitad, quedando 4,44 millones de dólares de principal, que se ha comprometido a devolver en seis vencimientos los días 15 de cada mes, entre julio y diciembre. El viernes de la próxima semana vencería el primer pago.

Liquidación línea de capital con Renta 4

En esa estrategia de obtener recursos financieros, está por ver cómo se liquida la línea de capital que Amper firmó con Renta 4, para que este banco vendiera en el mercado los 11 millones de acciones prestadas por Espinosa de los Monteros, a un precio de 0,09 euros.  

Renta 4 devolverá los títulos tomados a préstamo, cuya venta servirá para determinar el precio de emisión de nuevas acciones ordinarias y la demanda de acciones, suscribiendo las ampliaciones de capital que se acuerden por el consejo de administración de Amper.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad