El fundador de Tesla, Elon Musk. Fuente: Efe

Apple compra Disney, Tesla y Hyundai juntas... 10 presagios para 2020

stop

Los eventos con cisnes grises son poco probables, pero tendrían un impacto muy fuerte en la economía

Madrid, 15 de enero de 2020 (17:25 CET)

La teoría del cisne negro es una metáfora que, en el ámbito económico, describe aquellos sucesos que ocurren por sorpresa. Pero su primo hermano, el cisne gris, si puede ser más predecible. Estos son eventos que gozan de pocas probabilidades y alto impacto económico que pocos esperan. No entran en ningún escenario de análisis. Si embargo, suponiendo que pudieran pasar, sirven para estar preparados de cara a estas posibles situaciones.

Estos son los 10 eventos que más impactarían al mercado en 2020:

Cisne Gris 1: EE.UU. introduce controles de capital

Mientras que todo el mundo ha estado hablando de las guerras comerciales, la próxima batalla puede ser librada sobre los flujos de capitales. Bajo el mandato del presidente Trump, Estados Unidos ha luchado públicamente para sacar ventaja de sus bienes en el comercio internacional, especialmente con China. Ahora hay nuevos aranceles que han sido introducidos y que tienen el efecto de arrojar arena en los engranajes del comercio mundial. Pero, ¿por qué pararse ahí?

La verdadera fuerza de Estados Unidos es su propiedad intelectual y su destreza corporativa. Las empresas extranjeras siempre han intentado adquirir empresas estadounidenses para saltarse un proceso de desarrollo interno. Notablemente, en los últimos años, China ha sido un inversor activo en Silicon Valley y un gran comprador de empresas estadounidenses. Pero estamos viendo señales de que los Estados Unidos pueden tratar de poner fin a eso.

La Ley de Modernización de la Revisión de Riesgos de la Inversión Extranjera (FIRRMA) fue firmada por el Presidente Trump en 2018. Esta ley otorga al Comité de Inversiones Extranjeras en Estados Unidos (CFIUS), el organismo que aprueba las adquisiciones de empresas estadounidenses por parte de extranjeros, nuevas competencias. Por ejemplo, ahora puede detener ciertas transacciones de bienes inmuebles e incluso adquisiciones de participaciones minoritarias en empresas.

Entre los acuerdos recientes que se han bloqueado se encuentra la adquisición por parte de Broadcom de Qualcomm en Estados Unidos. También, la empresa china de videojuegos, Beijing Kunlun Tech, tuvo que cancelar la compra de la aplicación Grindr. Todos fueron bloqueados por motivos de seguridad nacional.

Pero esto podría ser sólo el principio. La falta de progreso por parte de los chinos para abrir sus mercados, la falta de protección de la propiedad intelectual de EE.UU. en China y cualquier debilidad de la CNY podría hacer que el país aumentara la presión en 2020. Además de utilizar el CFIUS, Estados Unidos también podrían expulsar a las empresas chinas de las bolsas estadounidenses (actualmente más de 150 compañías cotizan en la bolsa americana, incluidas Alibaba y PetroChina). El país norteamericano podría impedir que los inversores estadounidenses compren valores chinos. Tanto Peter Navarro, asesor comercial de Trump, como el senador Marco Rubio han abogado por estas medidas.

Juntas, equivaldrían a controles de capital. Entonces, ¿por qué no ir hasta el final e introducir controles de capital formales contra todos los países? Recuerda que desde la Segunda Guerra Mundial hasta principios de la década de 1970 Estados Unidos tuvo estos controles formales bajo el sistema de Bretton Woods.

Implicación del mercado: Las acciones chinas tendrían un rendimiento inferior y los mercados de capital riesgo de EE.UU. estarían bajo presión.

Cisne Gris 2: El impacto de las festividades en los mercados

La temporada festiva parece llegar con antelación. Y sí, me doy cuenta de que cada ejercicio representa un porcentaje cada vez menor para mí; pero no soy sólo yo quien se queja este año. La Navidad de 2019 llegó demasiado pronto para casi todos los que invierten en todo tipo de activos. Pero mientras todos miraban hacia el 2020, seguramente también deberían haber mirar hacia atrás. Observar lo que puede provocar una "noticia falsa", puesto que el contexto supone un factor importante cuando se tienen en cuenta los ciclos de inversión a largo plazo.

Compara el año 2019 con su predecesor, cuando, según la investigación de DB, el porcentaje de activos con rentabilidades totales negativas en dólares fue del 93%. Pero, ¿por qué sólo mirar un año atrás? No hay que olvidar las lecciones de historia, ni los fantasmas del pasado.

Cuando leí las últimas observaciones del CIO de PIMCO me quedé con algunas reflexiones importantes como esta: "la volatilidad de final de año es posible, no probable". Sé qué es una valoración razonable y justa. Ni siquiera afirmaciones como "la volatilidad se va a triplicar", "la renta variable va a bajar un 20%" o "esta empresa tiene unas cuentas desastrosas y va a descender un 25%" tienen ya el más mínimo efecto sobre mí. Mi músculo del miedo está cansado. El mercado ha escalado el muro de la preocupación demasiadas veces, con y sin cuerdas. Pero como el mal en las historias de fantasmas de M.R. James, hay una sombra oscura que se puede ver por el rabillo del ojo.

Gran parte de nuestra tranquilidad el 25 de diciembre se debe a que es un día festivo. Todos lo esperamos con impaciencia. Así que estoy seguro de que sería una gran sorpresa para prácticamente todos los participantes del mercado que ocurriera algo ese día. No se mueven los precios. No hay mercado en absoluto. No hay liquidez. Cero.

¿No crees que sea posible? Sigue leyendo...

Durante una semana entera en marzo de 1933, todas las transacciones bancarias en los Estados Unidos fueron suspendidas por el Presidente Roosevelt al emitir la Proclamación 2039 en un intento de detener la marea de quiebras bancarias y restaurar una apariencia de confianza en el sistema financiero.

Así pues, la próxima vez que alguien se pregunte "¿qué es lo peor que podría pasar?", recuérdale: los días festivos. Concretamente, el mes de marzo de 1933. Y trata de no perder el sueño, pero hazte esta pregunta: si puede suceder durante una semana, ¿por qué no durante un mes?.

Por mucho que odie desenredar el hilo de esta narración fantasmal, me temo que debo hacerlo. Porque cualquiera tiene derecho a preguntarse: "pero ¿cómo?". En otras palabras, has cargado el arma, ahora explica cómo se aprieta el gatillo.La manera habitual es tratar de imaginar una secuencia de eventos que podrían causar el desencadenamiento de un desastre que llevara a un parón del mercado sumergiéndolo en un gran día festivo.

Participantes pasivos que se convierten en liquidadores forzados siguiendo un rápido cambio de impulso.

  • Los canales de financiación, es decir, la fontanería de CB tiene una fuga.
  • Cualquier aumento rápido y significativo de la inflación en EE.UU. y Europa (etc., etc.).
  • Todos tienen sus miedos, desde la banca en la sombra de China hasta el aumento de los incumplimientos crediticios, o incluso el colapso de los tipos. Todos, son válidos. Y llevándolos al extremo podrían causar una carnicería en el mercado.

Hay otra forma de explicar cómo se puede llegar a apretar el gatillo, pero lo explicaré en otro artículo. 

Cisne Gris 3: Un aumento de la inflación en la zona euro

Tras la victoria de la extrema izquierda en Alemania en noviembre de 2019, el Partido Socialdemócrata (SDP), podría terminar su coalición con la Unión Demócrata Cristiana (CDU). Con la economía en declive, esperar que la legislatura actual acabe en 2021 parece poco probable y no detendría la caída del propio SPD en las encuestas. Alemania podría ir a las urnas en 2020.

Al igual que los votantes de otros países que se enfrentan a un estancamiento de los ingresos y a una mayor inmigración, los de Alemania rechazan los partidos mayoritarios. Sin embargo, los principales beneficiarios de este sentimiento anti-establishment han sido los Verdes y no la extrema derecha. Mientras que esta última ha logrado algunos avances, los otros se han limitado a los estados de lo que antes era la Alemania del Este. Como resultado, el CDU y los Verdes podrían ganar cada uno alrededor de un tercio de los votos.

El CDU y los Verdes entrarían entonces en un gobierno de coalición como socios iguales. En caso de suceder esto, los ecologistas probablemente lanzarían un amplio programa de inversión pública dirigido a las infraestructuras y el medio ambiente. Estas medidas podrían resultar mucho más populares de lo que comúnmente se supone, ya que el medio ambiente se ha convertido en la principal preocupación de los votantes alemanes. Si la coalición no fuera capaz de anular el límite constitucional alemán del déficit presupuestario, podría confiar en la emisión de deuda. El equilibrio presupuestario de Alemania podría pasar, por ejemplo, de tener superávit pronosticado del 1% del PIB en 2020 a un déficit del 1% del PIB.

Envalentonados por el ejemplo de Alemania, Francia, Italia, España y los países más pequeños de la Eurozona, más despilfarradores, pondrían en marcha sus propias expansiones fiscales. Sin el apoyo alemán, la Comisión Europea no podría detener el incumplimiento de la disciplina fiscal. El déficit presupuestario medio de la zona euro podría aumentar, por ejemplo, hasta el 3% del PIB en 2020 desde menos del 1% del PIB en 2019.

Además, en 2020 se intensificaría aún más el activismo sindical. En 2019 se produjeron huelgas laborales en toda Europa, pero principalmente en sectores como el transporte, donde la capacidad de los trabajadores para paralizar la economía les da más poder de negociación. En 2020, con la economía apoyada por una política fiscal expansiva, las huelgas podrían ampliarse a toda la economía europea y provocar una mayor aceleración del crecimiento salarial.

Con menos austeridad y un crecimiento salarial más rápido, la zona del euro experimentaría un auge y la inflación volvería a aparecer. Por ejemplo, el crecimiento podría subir hasta el 2,5% en 2020, desde el 1% en 2019, y la inflación subyacente podría acercarse al 2%, desde el 1% en 2019. En este escenario, el euro podría apreciarse hasta 1,40, la curva de rendimiento se empinaría y el BCE comenzaría a normalizar su política monetarua. Los mercados de renta variable de la región superarían a los de EE.UU., donde es poco probable que un Congreso dividido en el período previo a las elecciones de 2020 provoque políticas de soporte.

Implicaciones para el mercado: la curva de tipos del euro se inclina, el euro sube, las acciones europeas tendrían rentabilidades por encima de la media.

Cisne Gris 4: Japón interviene en los mercados de divisas

El crecimiento japonés está perdiendo fuerza rápidamente. La guerra comercial entre Estados Unidos y China y el consiguiente declive mundial de la industria manufacturera han tenido un claro impacto en Japón. Pero el aumento del impuesto sobre las ventas en el país nipón a finales de 2019 tampoco ha ayudado. De hecho, las anteriores subidas del impuesto sobre las ventas en 1997 y en 2014 causaron descensos significativos en el crecimiento (del 3,1% al 1,1% en 1997; del 2% al 0,4% en 2014). Entonces, ¿cuál es su plan de acción?

El gobierno japonés ha anunciado un paquete de estímulos fiscales para detener el descenso de su economía, pero gran parte del mismo parece ser una versión actualizada de las promesas ya existentes. Quizás por esta razón, los mercados se han encogido de hombros ante el anuncio.

Mientras tanto, el Banco de Japón ha llegado a los límites de la política monetaria. Tiene tipos de interés negativos, mantiene bajos los intereses a largo plazo mediante el control de la curva de tipos, compra bonos, acciones y bienes inmuebles, y alteró su objetivo de inflación para permitir una sobrerreacción.

Esto deja al país con una sola opción: la intervención monetaria, una medida que ha adoptado en casi todas las décadas desde el comienzo del período de libre flotación en los años 70. Más recientemente, en 2011, ha llevado a cabo la mayor intervención de su historia. De este modo, los responsables políticos japoneses podrían desempolvar esta probada herramienta y hacer una intervención fuerte para debilitar el yen. Esto sin duda ayudaría a impulsar las exportaciones japonesas, que últimamente han caído en picado.

Por supuesto, la medida podría recibir críticas de otros países, en particular del Presidente Trump. Sin embargo, dado que Estados Unidos no ha logrado recompensar a la región  con muchos beneficios adicionales por ser conciliador, Japón podría estar dispuesto a tomar un camino más agresivo. Además, el ejecutivo norteamericano necesita un aliado fiable en sus intentos de contener a China. Prepárate para el retorno del BoJ en los mercados de divisas. 

Implicación en el mercado: USD/JPY sube.

Cisne Gris 5: Apple compra Disney

Los ingresos de Apple se han estancado en los últimos años. Dependen de las ventas y actualizaciones del iPhone en un mercado maduro, mientras que la ralentización económica en China no ha ayudado a mejorar la situación. No es de extrañar que la firma con sede en Cupertino se haya centrado en la expansión de sus ingresos por servicios. El problema es que esto llevará tiempo y conlleva riesgos.

El caso más claro de esto ha sido las continuas incursiones de la empresa en la televisión, ya sea como plataforma (Apple TV), o más recientemente en el contenido (Apple TV+). Su estrategia sobre los contenidos fue trabajar con actores y directores conocidos para producir un pequeño conjunto de programas de alta calidad que mostraron sus intenciones. El problema es que los servicios de streaming de rivales como Netflix y Disney+ ya tienen una calidad comparable; pero también tienen más cantidad.

Mientras que Apple ha sido famosa por ser reacia a hacer grandes adquisiciones, tal vez en el 2020 podría perder su paciencia y tomar ese camino. ¿Y qué mejor objetivo que Disney? Sus finanzas podrían funcionar. La capitalización de mercado de Apple de 1,3 billones de dólares empequeñece la de Disney (265.000 millones de dólares). De hecho, Apple tiene más de 200.000 millones de dólares en efectivo en su balance, lo que hace que sea capaz de financiar la compra. La adquisición le proporcionaría una gran biblioteca de contenido de alta calidad, incluyendo los derechos de Marvel, Star Wars y Pixar. También le brindaría otro punto de entrada al mercado de consumo chino.

Asimismo, cabe recordar que el fundador de Apple, Steve Jobs, era el accionista mayoritario de Pixar, que más tarde fue adquirida por Disney. Hasta hace poco, el CEO de la compañía de Mickey Mouse, Bob Iger, estaba en la junta directiva de la tecnológica. Renunció justo cuando esta estaba lanzando su producto de transmisión de TV. De hecho, Iger escribe en su autobiografía que "si Steve estuviera vivo, habríamos combinado nuestras compañías o al menos discutido la posibilidad muy seriamente".

Si los argumentos anteriores no son suficientes, ¿fue una coincidencia que tanto Apple como Disney terminaran sus plataformas de streaming con un plus? ¡¿Apple TV+ y Disney+?!

Implicación en el mercado: Las acciones de Disney subirían.

Cisne Gris 6: La Fed desintermedia los bancos a través de las criptomonedas

La financiarización de la economía estadounidense, que comenzó a principios de los años 80, aumentó tremendamente el tamaño del sector financiero en relación con la dimensión de la industria bancaria de la que depende para financiar la liquidez de la Reserva Federal.

Las primeras grietas en el mecanismo de transmisión del crédito/dinero ya aparecieron a finales de los años 80 con la crisis de S&L. Las regulaciones bancarias de Basilea I, que surgieron como respuesta a esa crisis, debían restringir severamente el uso de los balances de las instituciones depositarias. El problema era que el sector financiero seguía creciendo y necesitaba financiación, por lo que a mediados de la década de los 90 surgió el sistema bancario paralelo, que rápidamente superó a la financiación bancaria tradicional. Basilea II, que se promulgó por primera vez en 2004, contribuyó finalmente a poner fin a esta actividad de forma espectacular con la crisis de 2008.

Los activos totales de las instituciones de depositaría comprenden ahora alrededor del 20% del conjunto del sector financiero estadounidense, que es la mitad de lo que era antes de la década de los 80. Además, el efecto secundario el alcance de Basilea III en respuesta a la crisis financiera de 2008 está restringiendo aún más la capacidad de los bancos de utilizar sus balances para la economía en su conjunto.

El resultado final es que el flujo del crédito está aún más obstruido ahora que en cualquier otro momento del pasado. Esto se hace evidente con los tipos de interés que se mantienen elevados a pesar de la abundante liquidez de la Reserva Federal: los bancos no pueden ampliar sus balances después de que Basilea III les haya puesto trabas regulatorias.

No son los tipos negativos o la tecnología lo que los bancos deben temer; es lo que viene después.

La crisis financiera de 2008 se desencadenó en última instancia por un corredor de bolsa que no tenía acceso al balance de la Reserva Federal para obtener financiación. Es probable que la próxima gran recesión sea similar, pero probablemente se desencadenará por una institución financiera situada en la parte superior de la pirámide invertida. Podría ser un ETF o un proveedor de fondos de gestión pasiva, por ejemplo. Sin embargo, lo importante es lo que va a pasar después de la misma. Estos acontecimientos obligarán a la Fed a abrir su balance a toda la economía, eventualmente incluso a las ventas minoristas a través de las criptomonedas del banco central (CBDC), sobrepasando así al sector bancario.

La pérdida de su poder de crear dinero puede no ser la sentencia de muerte para la industria bancaria, pero sería un golpe tan grande a su modelo que podría seguir existiendo pero con mucho menos influencia.

Implicaciones del mercado: Las finanzas de EE.UU. tienen un rendimiento inferior.

Cisne Gris 7: Tesla se asocia con Hyundai

La industria automovilística mundial está de capa caída. El crecimiento chino es más débil y el cambio hacia los coches eléctricos está haciendo que se rompa el orden del sector tradicional. Los fabricantes europeos, en particular los alemanes como BMW y Volkswagen, están adaptando sus distintos modelos, mientras que marcas japonesas como Toyota ya están muy avanzadas en esta transición. Tesla, por supuesto, está liderando el cambio al otro lado del Atlántico.

El que se está quedando rezagado es el fabricante de coches coreano Hyundai. Sus valoraciones se encuentran entre las más bajas de entre los grandes y los inversores se cuestionan claramente el futuro a largo plazo de la empresa. Por tanto, es posible que necesite encontrar un socio. Y rápido. Pero, ¿qué podría ofrecer? Bueno, para empezar su larga experiencia y sus saludables flujos de caja.

Mientras tanto, la compañía que ejemplifica cómo puede ser el futuro, Tesla, tiene la imagen opuesta a los problemas que posee Hyundai. A los inversores les encanta y valoran la firma cerca de diez veces su valor contable actual, pero lucha con la lentitud de su producción y los flujos de caja negativos. De modo que, quizá, el matrimonio perfecto sea la asociación entre Tesla y Hyundai.

Es cierto que podría resultar extravagante, puesto que no ha habido ninguna indicio que que apunte en dicha dirección. Aun así, con Hyundai luchando por ganar terreno en el mercado de coches de lujo y los conocidos problemas de liquidez de Tesla, nunca se sabe.

Implicación en el mercado: Las acciones de Hyundai y Tesla suben

Cisne Gris 8: Ataques con drones a instalaciones de EE.UU. en Oriente Medio

Los ataques con drones en Oriente Medio han aumentado notablemente en los últimos años:

  • Durante la batalla contra ISIS en Mosul en 2016, los insurgentes pudieron usar drones de aficionados que llevaban bombas para desactivar los tanques Abrams.
  • Durante los últimos dos años, los rebeldes Houthi en Yemen han estado usando drones suicidas para atacar a los Emiratos Árabes Unidos y a las baterías de misiles Patriot saudíes.
  • En enero de 2018, Rusia informó de un ataque con 13 drones contra su base aérea siria de Tartus.
  • En diciembre de 2018, el ejército estadounidense informó que una de sus bases afganas estaba bajo observación regular de drones insurgentes.
  • Y además, se cree que la marina iraní ha desarrollado lanchas rápidas no tripuladas para la guerra naval asimétrica.
  • La guerra no tripulada posiblemente alcanzó un nuevo nivel de amenaza con el ataque en septiembre a las instalaciones petroleras saudíes. El ataque hizo añicos el mito de los sistemas de defensa aérea inexpugnables, sin importar lo costosos o sofisticados que fueran. Arabia Saudí, después de todo, tiene acceso a la tecnología militar estadounidense más avanzada, así como al apoyo de inteligencia y vigilancia de Estados Unidos.

Pero, el sofisticado armamento que suelen desplegar las potencias militares avanzadas resulta inútil cuando se trata de grandes cantidades de armas poco sofisticadas y de bajo coste, como los drones. En respuesta, los EE.UU. y otros ejércitos están luchando para desarrollar medidas de respuesta. Pero estas llevarán tiempo para prepararlas y posteriormente desplegarlas.

Mientras tanto, otros objetivos en la región siguen siendo vulnerables en 2020. Es poco probable que el patrocinador de estos ataques, Irán, quiera un conflicto abierto con Estados Unidos; más bien querrá demostrar su capacidad de represalia. Esto sugiere que las metas más expuestas podrían ser los activos económicos o militares de los aliados del país norteamericano.  También, incluso, los activos no militares de EE.UU. Por ejemplo, los barcos de provisiones de la Marina estadounidense tripulados por civiles, y que llevan recursos a los portaaviones norteamericanos desplegados en la región, podrían ser el objetivo de drones de alta velocidad.

Los mercados se recuperaron rápidamente del ataque de septiembre en las instalaciones saudíes. El precio del petróleo está ahora más bajo que antes de que se produjera la ofensiva. Con todo, un nuevo atentado con drones en Oriente Medio podría suponer un mayor riesgo para el suministro de crudo. También podría llevar al replanteamiento de las prioridades de gasto militar de EE.UU., ya que los drones están cambiando el análisis del coste-beneficio del hardware militar tradicional.

Implicaciones para el mercado: los precios del petróleo suben

Cisne Gris 9: La realidad virtual mata al sector automovilístico

La historia de la humanidad se puede resumir en la reducción gradual de la movilidad. Generalmente viajamos por tres razones: abastecimiento, trabajo y ocio. Con los avances de la tecnología la necesidad de viajar por cada una de estas razones disminuye. A medida que empecemos a pasar al medio digital, la necesidad de desplazarnos puede desaparecer por completo. Con la realidad virtual en la cúspide, apostar por el coche autónomo, ya sea eléctrico (EV) o solar, como la nueva revolución puede no ser la idea más inteligente.

  • Dejamos de viajar en busca de recursos después de la Revolución Agrícola: cuando adquirimos por primera vez un excedente de recursos que aseguraba la supervivencia. Pasamos de la caza y la recolección a un estilo de vida más sedentario.
  • La Revolución Industrial instigó una necesidad y una capacidad generalizada de viajar por trabajo. Pero esa necesidad probablemente alcanzó un pico en algún momento después de la Segunda Guerra Mundial.
  • La movilidad para el entretenimiento aumentó a partir de entonces, pero probablemente alcanzó su punto máximo en 2007 con la invención del smartphone y los albores de la Sociedad Digital.

La amplia adopción de la realidad virtual pondrá el último clavo en el ataúd de la movilidad humana. Hasta hace pocos años, al menos solíamos ir a "comprar comida" a la tienda de la esquina. Ahora, Amazon y otras empresas nos traen alimentos y artículos de primera necesidad a nuestra puerta. Viajar por trabajo también está disminuyendo a medida que mejora la conectividad a Internet y a la red. La realidad virtual trae consigo el declive de la "movilidad para el entretenimiento": se reduce la necesidad de ir a un concierto, al cine, etc., o incluso de viajar por el mundo de vacaciones.

No serán los coches eléctricos lo que hará caer la industria del automóvil, sino la realidad virtual.

Sólo es cuestión de cuánto tiempo tardan los "hápticos" en volverse más sofisticados. Por supuesto, la gente no dejará de viajar por completo, pero la movilidad física se limitará a algo de absoluta necesidad o una actividad de lujo. Como tal, la industria automovilística no desaparecerá, pero parece probable que se vea empujada al nicho de los viajes lujosos o al transporte de bienes físicos discrecionales.

Implicaciones para el mercado: los automóviles mundiales tienen una rentabilidad inferior a la estimada.

Cisne Gris 10: Inglaterra gana la Eurocopa 2020

Inglaterra llegó a las semifinales del Mundial de Fútbol en 2018. Alcanzó la final de la Copa Mundial de Rugby en 2019. Y ganaron la Copa Mundial de Cricket en 2019. ¿Notas un patrón? Sí, y creo que la Eurocopa de Fútbol del 2020 podría ser el próximo torneo que gane.

El equipo encabezó su grupo de clasificación para entrar en el torneo y marcó la mayor cantidad de goles por partido de cualquier grupo (casi cinco de media). Los mercados de apuestas colocan a Inglaterra como favorita para ganar, por detrás de Bélgica, Francia, España y Holanda.

La selección inglesa también es inusualmente fuerte. ESPN ha publicado recientemente su clasificación de los mejores jugadores del mundo por posición. Los jugadores ingleses Trent Alexander-Arnold y Raheem Sterling fueron clasificados como los número uno del mundo en las posiciones de lateral derecho y extremo derecho, respectivamente. Mientras tanto, Harry Kane quedó como el segundo mejor delantero (después de Sergio Agüero). Y el valor de mercado estimado de la selección inglesa, de 1.250 millones de euros, es el más alto del mundo (seguido de España y Francia).

Por lo tanto, no dejes que los haters hablen mal de esta selección. En 2020, el fútbol volverá a casa.

Bilal Hafeez es el director general y editor de Macro Hive. Pasó más de 20 años investigando en los grandes bancos: JPMorgan, Deutsche Bank y Nomura, donde desempeñó varios cargos de Jefe Global y realizó investigaciones sobre divisas, tipos de interés y mercados cruzados.

Noticia original: Business Insider

Autor: Bilal Hazeez

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad