Arantxa Sánchez Vicario acusa a su padre de robarle 11 millones de euros

stop

La tenista introdujo una demanda penal contra Emilio Sánchez por la desaparición de 6 millones en una cuenta en Andorra y 5 millones en otra cuenta en el exterior

La tenista Arantxa Sánchez Vicario y su marido José Santacana

08 de febrero de 2012 (00:58 CET)

La tenista Arancha Sánchez Vicario introdujo una demanda penal contra su padre, Emilio Sánchez, y su exabogado y asesor, Buenaventura Castellanos, en un juzgado de Andorra por apropiación indebida y de administración desleal, según ha podido saber Economía Digital. El tribunal ha imputado a los dos acusados, según informó el abogado de la tenista.

La demanda, presentada hace año y medio, fue admitida a trámite por un juzgado de Andorra La Vella y se encuentra en fase de instrucción. Sánchez Vicario acusa a su padre de desvío de dinero a cuentas en paraísos fiscales, compra de vehículos de lujo a favor de terceros y la utilización de su dinero para recuperar la liquidez en negocios.

La tenista asegura que los 5 millones de euros en el exterior estaban destinados a pagar la multa impuesta por Hacienda por evasión fiscal, pero dice desconocer las razones por las cuales esta cuenta, junto con la de Andorra, quedaron vacías. El círculo de los padres de Arantxa asegura estar al tanto de la querella pero afirman que los argumentos son falsos y que la demanda tiene errores de fondo.

Buenaventura Castellanos fue el abogado de Arantxa Sánchez Vicario que la defendió en el juicio por evasión fiscal tras domiciliarse en Andorra. Logró su absolución por la vía penal pero no evitó la multa millonaria, cuya cuantía no ha sido asumida íntegramente.

El entorno de Arantxa ha informado que el banco de Luxemburgo ha demandado ahora a la ex tenista para pagar unos 5 millones de euros pendientes de su deuda con Hacienda.

Poderes absolutos


El padre de Arantxa contaba con su consentimiento para gestionar su fortuna hasta hace dos años cuando la tenista decidió retirarle todos los poderes y dejar la administración de sus bienes en manos de su actual marido, el empresario catalán José Santacana.

La tenista también ha demandado a sus padres para quitarles los derechos de uso y disfrute de dos de sus viviendas (un lujoso piso de la avenida Diagonal en Barcelona) y otra en un conjunto residencial en S'Agaró, en la Costa Brava. El entorno de Arantxa Sánchez Vicario asegura que sus padres tramitaron ese derecho a sus espaldas.

Pese a esta segunda demanda, introducida en Barcelona, la tenista no ha dado, de momento, instrucciones para desalojar a sus padres de la vivienda aunque sí han valorado la posibilidad de venderla. Sus padres, de 75 y 79 años, dan por hecho que, si pierden el juicio, tendrán que abandonar el piso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad