Bodegas Torres, acusada de blanquear 200 millones con facturas “poco creíbles”

stop

La bodega catalana desvió ayudas europeas y dinero de sobrefacturación a paraísos fiscales durante 15 años, según la documentación que sus denunciantes han entregado en el Banco de España

Finca de Bodegas Torres en el Penedès (Barcelona).

24 de noviembre de 2014 (20:57 CET)

El entramado financiero que Bodegas Torres usó para blanquear 200 millones de euros en paraísos fiscales no convencía ni a sus propios especialistas. El 22 de diciembre de 2010, Joan de Déu, uno de los responsables financieros de la empresa vitivinícola catalana, riñó al equipo de la compañía dedicado a falsificar las facturas a través de una firma fantasma en Costa Rica. El directivo envió incluso un comunicado a su equipo en el que advertía de que las facturas usadas para desviar fondos a paraísos fiscales eran “poco creíbles”.

Torres utilizó una sociedad fantasma, Promotora de Mercadotecnica, para desviar las ayudas europeas al vino a cuentas en paraísos fiscales y para cobrar comisiones por sobrefacturación en México. En total, la empresa blanqueó 200 millones de euros entre 1999 y 2014, según la denuncia presentada por Manos Limpias ante la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias del Banco de España (Sepblac).

Hasta la dirección era sospechosa


En el comunicado titulado “Posibles incidencias con las facturas de PM Costa Rica”, los responsables de la trama advierten al resto de directivos de que las facturas no cuentan con datos mínimos indispensables para evitar sospechas. La dirección postal de la empresa fantasma que Torres utilizaba para blanquear capitales era extremadamente vaga e incompleta: “Barreal de Heredia, Instalaciones del Cenada, detrás del Banco de Costa Rica”.

De acuerdo con la documentación a la que ha podido acceder este medio, los responsables de Torres advierten de que en las próximas facturas también se debería especificar el nombre de la calle, número, piso, puerta y distrito postal. Además, también instaron a agregar un número de teléfono y otro correo electrónico diferente a la cuenta gratuita de Yahoo, porque “parece como si fuese un particular”.


Un ejecutivo de Torres explica a su equipo los errores en las facturas falsas.

Nueve delitos


El sindicato Manos Limpias ha pedido a la Sepblac que investigue el presunto fraude. Según la información del sindicato, Bodegas Torres inflaba un 20% su facturación con su filial mexicana, la empresa La Negrita, y desviaba las ayudas europeas del vino a una cuenta bancaria abierta en el banco JP Morgan de Nueva York. De allí, el dinero era distribuido a paraísos fiscales, según los datos de la denuncia. Sólo en 2011 la empresa ingresó 15.384.615 euros por el desvío de fondos, según ha podido saber este diario. La empresa ya es investigada por los juzgados de Vilafranca del Penedès por un delito de blanqueo de capitales, a raíz de la denuncia de la distribuidora boliviana San Jorge.

Manos Limpias acusa a la firma catalana por haber cometido nueve delitos, entre ellos, blanqueo de capitales, falsificación de documentos mercantiles y delito contra la hacienda pública. El sindicato también pide comunicar la denuncia ante las autoridades internacionales que investigan delitos económicos y de blaqueo de capitales (Grupo de Acción Financiera Internacional, Grupo de Acción Financiera del Caribe, Grupo de Acción Financiera de Sudamérica y Grupo Egmont).

Información incompleta

La empresa instrumental Promotora de Mercadotecnia SA facturó a Bodegas Torres 244.128,70 dólares en concepto de “trabajos diversos de mercadotecnia durante los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2009", según una factura del 31 de diciembre de 2009.

Los responsables de la empresa también riñeron a los falsificadores por los conceptos en las facturas, demasiado vagos. “Texto de la factura: tendría que ser más amplio”, explica en el documento que fue repartido entre el equipo responsable de la falsificación.

La empresa también advirtió sobre el peligro que suponía facturar los servicios de la supuesta empresa de Costa Rica en un banco en Nueva York. “El destinatario del pago no es quien emite la factura”, alerta el documento.

Bodegas Torres, defendida por el abogado de los Pujol, Cristóbal Martell, no quiso pronunciarse sobre el contenido de la denuncia ni sobre las pruebas, ya que todavía no ha recibido la notificación oficial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad