Botín ‘congeló’ la dimisión de Sáenz una semana

stop

El gobernador del Banco de España advirtió al Santander de que dejaría caer al número dos del grupo

Botín y Sáenz presentan los resultados del Santander | IGV

30 de abril de 2013 (11:22 CET)

El ex consejero de Banco Santander, Alfredo Sáenz, presentó su dimisión hace una semana. El martes pasado comunicó al presidente del grupo, Emilio Botín, que abandonada el banco.

Poco antes llegaban noticias a la Ciudad Financiera --sede de la entidad-- sobre las intenciones del Banco de España. El gobernador Luis María Linde iba a dejar caer al número dos del mayor grupo de crédito del país.

Conflicto legal

Sáenz decidió que era el momento. Quería evitar al Santander un conflicto legal con el regulador. Fue el inicio de unos días tensos. El banquero cántabro presionó a su mano derecha para que no dejara el puesto. Botín no aprecia motivos para la dimisión.

Según su punta de vista, el último decreto ley, modificado con urgencia por el Ministerio de Economía de Luis de Guindos, no impide que ejerza su profesión.

Hasta los resultados

Botín no logró convencerle. El único compromiso que arrancó a Sáenz fue dimitir después de la presentación de los resultados del primer trimestre. Curiosamente y, por primera vez, los periodistas no preguntaron sobre su continuidad.

Este lunes, con el consejo de administración reunido, Sáenz dimitía de todos los cargos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad