Una moto compartida de la empresa Movo, socio de Cabify en Barcelona. Foto: Movo/Facebook

Cabify da el salto de los VTC a la moto compartida

stop

Cabify y Movo ofrecen 500 motos eléctricas compartidas en Barcelona

Economía Digital

Una moto compartida de la empresa Movo, socio de Cabify en Barcelona. Foto: Movo/Facebook

Barcelona, 28 de agosto de 2019 (13:07 CET)

Cabify es conocida por su apuesta por los VTC, aunque en algunos países la aplicación funciona también para pedir taxis, idea que intenta implantar en España. Pero ahora, esta joven empresa catalana focalizada en la movilidad da el salto a la moto compartida. Lo ha hecho con Movo, una start-up de micromovilidad centrada en la moto y el patinete compartido.

Cabify ha anunciado este miércoles el acuerdo con Movo para lanzar el servicio de moto compartida en Barcelona. La alianza empezará con 500 motos eléctricas, ampliable en función de la demanda, y permitirá que los usuarios de la app puedan reservar también una moto. Recordamos que Cabify retomó el servicio de VTC en la capital catalana pese al veto del Govern y el ayuntamiento por una interpretación de la normativa que está en los tribunales.

El servicio arranca con un precio de un euro los primeros cinco minutos y luego de 20 céntimos cada minuto. Las motos eléctricas tienen una potencia equivalente a los ciclomotores de 49 centímetros cúbicos, una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora e incluyen dos cascos. Los usuarios que quieran usarlas solo necesitan tener el carnet de conducir.

Movo es una start-up que ya opera en varias ciudades españoles, tanto con el servicio de motos eléctricas compartidas como con patinetes. En concreto, en Madrid, donde da ambos servicios, y en Valencia y Málaga solo con patinetes.

En Barcelona, el servicio de Movo llega a hacer la competencia a Cooltra, el principal operador de moto compartida en la ciudad, y a otras empresas como Acciona, que también han entrado con fuerza en una ciudad con mucha implantación de la moto como medio de transporte.

Guerra de Cabify y Uber en Madrid

En Madrid, Movo compite con sus patinetes con Uber, el gran rival de Cabify en lo que se refiere al alquiler de coches con conductor. Ambas empresas compiten en el auge de los nuevos medios de transporte, y en la capital española la batalla se ha trasladado al patinete. Esta es una de las diferencias con Barcelona, donde la alcaldesa, Ada Colau, no apuesta por este vehículo.

Dentro de esta guerra comercial, Cabify y Movo hicieron el último movimiento: lanzaron una campaña de descuentos para el verano, con la que los usuarios pueden disfrutar de este medio de transporte por un precio más bajo.

La nueva tarifa de Movo es de únicamente 1 euro los primeros 15 minutos y otro euro adicional por cada cinco minutos de conducción. Se trata de un plan que se agota a final de agosto  y rebaja sus precios anteriores (1,70 euros durante los primeros 15 minutos ).

Hemeroteca

Cabify VTC
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad