Caixabank integra Bankpime en un tiempo récord

stop

BANCA

Las torres negras de la Caixa lucen el logo de Caixabank

12 de marzo de 2012 (01:30 CET)

La Caixa ha logrado que prácticamente todos los clientes de valor de Bankpime (banca privada, empresas y corporativa) mejoren las posiciones que mantenían antes de la absorción del pequeño banco catalán. Éste es el aspecto que mayor relevancia otorgan los responsables de Caixabank a la operación de compra, que dan por concluida. La digestión apenas ha durado cuatro meses.

Esas actividades de valor añadido, en las que el gigante presidido por Isidro Fainé ha puesto el acento comercial para mejorar el rendimiento de la compra, han experimentado una mejora en el 99% de los casos. Por otro lado, tampoco se ha registrado ninguna fuga entre el 40% de los clientes de Bankpime que antes no lo eran de La Caixa.

El volumen de negocio bancario adquirido ha subido ligeramente hasta los 1.162 millones de euros, incluyendo 355 millones de euros de créditos, 398 millones de recursos de clientes de balance y 409 millones de euros de fuera de balance (345 de fondos de inversión), según las primeras estimaciones de la cúpula de Caixabank.

Integración tecnológica

La fusión de las plataformas informáticas también se ha superado sin mayores problemas. El 4 de febrero se realizó la migración operativa, apenas dos meses después de tomar las riendas de la entidad. Los clientes procedentes de Bankpime ya se conectan a través de Línea Abierta (la plataforma on-line de La Caixa) y usan las tarjetas de la entidad de Fainé, entre otros productos.

La junta general de Bankpime ratificó la adquisición por La Caixa el pasado 21 de noviembre y el 1 de diciembre de 2011 se formalizó la transición del negocio bancario y de gestión de fondos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad