Caprabo vende menos, pero gana más 

stop

La cadena de supermercados cierra 2014 con una facturación de 1.327 millones y 10 millones de beneficio 

Interior de un supermercado Caprabo

en Barcelona, 20 de mayo de 2015 (17:27 CET)

Caprabo ingresa menos, aunque gana más. La cadena de supermercados ha cerrado el ejercicio 2014 con un resultado de explotación de 24,1 millones de euros, frente a los 17,6 millones de un año antes, y el beneficio neto se ha situado en los 10 millones. "La mejor cifra de la última década", según apunta la compañía.

La mejora de los resultados se debe, según Caprabo, a los ahorros en la gestión logística, la reducción de los costes de estructura y mejoras de eficiencia energética y la transformación y renovación de la red de supermercados.

Sin embargo, las ventas siguen cayendo --por sexto año consecutivo-- a pesar de que la cadena esperaba cerrar el año con el mismo nivel de ingresos que el anterior y sin grandes crecimientos. Al final, la facturación se ha situado en los 1.327 millones. Esta cifra supone el 2,7% menos respecto a 2013. Además, el sector sigue todavía castigado en Cataluña donde la reducción anual del consumo a superficie constante ha sido de -4,5%. Sin embargo, Caprabo supera en 1,2 puntos este porcentaje.

Tiendas sólo en Cataluña y Navarra

Al cierre del 31 de enero, Caprabo contaba con 369 supermercados, repartidos principalmente entre Cataluña, Madrid y Navarra. Del total, 33 tiendas son franquicias. En el último año la red de supermercados ha crecido con 11 establecimientos nuevos, aunque han cerrado otros seis.

Caprabo se ha desprendido de las 50 tiendas que tenía en Madrid y Castilla-La Mancha, que suponen el 16% de las ventas globales y que ha supuesto un impacto negativo de 15,5 millones. Así, la cadena arranca 2015 con el foco puesto únicamente en Cataluña y Navarra y con 319 tiendas.

La compañía tiene previsto invertir en la transformación de su red unos 80 millones de euros. Ya cuenta con 120 supermercados de nueva generación, donde aumentan las visitas de los consumidores y por consiguiente las ventas. El proceso de cambio de look y adaptación de todas las tiendas está fijado para 2017. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad