Carrefour firmará más de 4.400 contratos indefinidos

stop

La mayoría de las nuevas contrataciones serán por la absorción de 36 tiendas de Eroski. La cadena reclama abrir en festivos para promover más empleos

Hipermercado Carrefour en Sevilla.

Barcelona, 09 de abril de 2016 (18:55 CET)

En los próximos doce meses Carrefour tiene planificado realizar más de 4.400 contratos indefinidos, de los cuales 3.200 provendrán de la fusión con Eroski.

En concreto, el grupo francés piensa adquirir 36 tiendas de la cadena vasca por 205 millones de euros, aunque todavía quedan pendientes varios pasos para la absorción, como la aprobación de las autoridades del área de Competencia.

Además de estas contrataciones, Carrefour proyecta firmar otros 6.000 contratos temporales para las campañas de verano y Navidad, cuando crece la necesidad de contar con más personal para atender la mayor cantidad de ventas.

La cadena de supermercados comunicó que su objetivo es que el 85% de su plantilla cuente con contratos indefinidos.

Piden flexibilidad de horarios

En la empresa insisten en que la flexibilización de horarios les permitiría contratar a más trabajadores. "La libertad de horarios y especialmente la apertura de domingos y festivos genera más venta a todo el comercio y en Carrefour se traduce directamente en creación de empleo. Tenemos más potencial de empleo si las diferentes administraciones suavizan las rigideces" dijo el director de recursos humanos Arturo Molinero.

Carrefour también contratará a 300 universitarios para que trabajen como gerentes, directores o mandos intermedios en la empresa. Ya en el 2015, había empleado a 400 jóvenes para estos sectores, como 60 especialistas en nuevas tecnologías para afrontar su proceso de digitalización.

Contrastes entre cadenas

Este panorama contrasta con los ajustes que tienen que soportar otras cadenas. Mientras que Eroski necesita desprenderse de locales para poder hacer frente a sus deudas (debe 2.600 millones que vencen en el 2019), Caprabo ha presentado en enero su tercer expediente en tres años para cambiar las condiciones de trabajo de 378 empleados en Cataluña, aunque esto no ha implicado ningún despido.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad