Catalunya vs. España: quién gana en la batalla de los horarios comerciales

stop

COMERCIO

03 de marzo de 2013 (16:12 CET)

El portavoz de CiU, Jordi Turull, y la de ERC, Marta Rovira, entregaron en el Parlament este viernes una nueva propuesta de ley de horarios comerciales.

El texto es el último capítulo de una batalla legal que la Generalitat y el Gobierno mantienen desde hace años por regular un sector que refleja a la perfección los estragos de la crisis económica. En el último año, la facturación de los negocios en España ha caído de media el 6,8%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Liberalización


La liberalización de los horarios comerciales, que plantea el decreto ley del Gobierno aprobado en julio, espanta al sector en Catalunya. La Confederación de Comercio de Catalunya asegura que, pese a que la Comunidad Madrid ha llevado en los últimos años al extremo la desregulación, los datos de facturación y cierre de locales muestran la peor evolución el sector.

La Encuesta de Población Activa (EPA) detalla que, desde que se aprobó la liberalización este verano, el empleo en el comercio ha aumentado en la capital frente al retroceso que ha sufrido Catalunya.

Facturación, cierres y empleo

La evolución de las ventas en Madrid en el último año reflejan un descenso del 6,9%, una décima por debajo de la media estatal y ocho de la catalana. Pese a la liberalización que impera en la capital desde hace tiempo, la facturación del comercio cae más que en la Catalunya proteccionista.

Por otro, lado, en los años de crisis económica (2008-2012), España ha perdido el 6,91% de número de locales comerciales –se incluye desde pequeños comercios a grandes superficies--. Se ha pasado de 645.198 tiendas a 600.595. Catalunya ha perdido el 3,36% de sus tiendas hasta las 98.022. Madrid, el 8,28% hasta las 69.351.

En datos de empleo en el sector comercio, Madrid gana la partida. La EPA muestra como en el último semestre se han creado 20.000 puestos de trabajo hasta los 268.125. En cambio Catalunya se perdieron 1.300 empleos hasta los 287.182. Ahora bien, en datos de ocupación en el comercio al detalle, Madrid perdió el 1,3% respecto al año anterior mientras que Catalunya el 0,4%. Una explicación a estas cifras cruzadas es que los nuevos contratados en la capital se produjeron gracias a las grandes superficies.

La propuesta

La nueva propuesta del Govern recoge prácticamente todas las medidas del decreto catalán suspendido por el Constitucional esta misma semana. En síntesis, defiende que el máximo de horas semanales sean 72 frente a las 90 del Estado, un total de ocho festivos de apertura frente a los 10 del Gobierno y que queden excluidos del horario comercial general los establecimientos de alimentación con una superficie de hasta 150 metros cuadrados. Además, la norma estatal obliga a varias ciudades a liberalizar horarios en zonas turísticas.

Con la nueva ley, que deberá ser aprobada en el Parlament, la Generalitat sorteará el decreto español ya que se trata de una normativa de rango superior. Tanto CiU como ERC han pedido que la proposición sea tramitada por el procedimiento de urgencia extraordinaria porque Catalunya "no puede permitirse los efectos irreparables de la falta de una regulación adecuada" en este ámbito.

Modelos


El texto normativo asegura que “Catalunya por motivos históricos y socioeconómcos dispone de un modelo de comercio con singularidad propia que hace falta preservar” y asegura que el comercio urbano al detalle “constituye uno de los máximos exponentes del estilo de vida loca y es vertebrador para las ciudades”.

Catalunya y su comercio no son los únicos que reclaman mantener el proteccionismo. La Confederación Española de Comercio (CEC) ha insistido desde hace tiempo que la liberalización total perjudica a los pequeños comerciantes frente a los grandes centros. Por ello, temen la posibilidad de que el modelo de Madrid se extienda a todo el país.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad