En la imagen, una infraestructura de Cellnex. Fuente: Cellnex

Cellnex ve en Francia la gran oportunidad en 5G

stop

Bouygues busca socio para una inversión de 1.000 millones en 5G en Francia y Cellnex aparece en las quinielas. Sería su mayor proyecto de este tipo

Barcelona, 09 de febrero de 2020 (04:55 CET)

Cellnex ha gastado 12.000 millones de euros, entre inversiones hechas y comprometidas, en compras y crecimiento desde su salida a bolsa, en mayo de 2015. La empresa escindida de Abertis se ha convertido en el gran jugador europeo del mercado de las torres de telecomunicaciones y ha pasado de ser una empresa española a estar en Francia, Italia, Suiza, Holanda, el Reino Unido, Irlanda y a principios de enero anunció la compra de Omtel, que supondrá su entrada en Portugal.

Esta inversión se ha focalizado en torres, mientras que la otra línea de negocio de la empresa controlada por la familia Benetton, las redes y el 5G, trabaja de forma algo más silenciosa. Cellnex implantó con éxito esta tecnología en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid y el viernes anunció que ha hecho lo propio en el Etihad Stadium, donde juega el Manchester City de Pep Guardiola.

Proyectos como estos ha llevado a cabo unos cuantos, pero suponen todavía una parte pequeña de su actividad. Sin embargo, ahora se abre una oportunidad de gran crecimiento en 5G y no es en España sino en Francia, su tercer mercado tras el nacional e Italia. Un operador está trazando un plan para el desarrollo de 5G en el país, con una inversión estimada de 1.000 millones de euros, y necesita un partner. Cellnex parte como favorito por posición de mercado, know how y relación con el operador.

Cellnex tiene varios proyectos en 5G, uno de ellos con Bouygues, pero ninguno de tanta envergadura

Bouygues Telecom tiene varios proyectos de implantación de fibra óptica, uno de ellos para los hogares y otro para torres de telecomunicaciones, lo que se conoce como fibra hasta la antena. Este último está destinado al desarrollo del 5G y es en el que busca un socio que podría ser Cellnex.

Para tejer una red 5G son necesarias por un lado las small cells, pequeñas antenas que se instalan en la calle, por ejemplo en sitios tan comunes como una farola, para propagar la señal. También se necesitan pequeños centros de datos que faciliten una conexión rápida desde cualquier punto. Pero nada de esto sería posible sin una buena red de fibra óptica, y la fibra hasta la antena, en las torres, mejora la calidad y velocidad de la red.

Bouygues está buscando socios para desarrollar su proyecto de fibra hasta la antena, según la prensa francesa. Un posible perfil sería un inversor, por tanto, un fondo, pero también se apunta a alguien del sector, y ahí es donde aparece Cellnex. Bloomberg apuntó esta posibilidad y aunque el proyecto todavía está verde, fuentes del sector aseguran que le encajaría y sería una gran oportunidad para la empresa que dirige Tobías Martínez. La compañía prefiere no hacer comentarios.

Lo que ya une a Cellnex y Bouygues

Cellnex y Bouygues tienen ya una historia juntos, lo que no hace más que alimentar la posibilidad de que sigan colaborando en el 5G. Para empezar, la empresa española se hizo fuerte en Francia comprando torres a la empresa gala. Fueron 1.800 emplazamientos, que adquirió hace ahora tres años por 854 millones de euros y que incluía la construcción de 1.200 torres más, que está en proceso.

Pero lo que les une de verdad es un proyecto conjunto que firmaron a finales de 2018 también relacionado con el 5G. Se trata de la construcción de 88 centros estratégicos, las llamadas central offices, para incrementar la capacidad de proceso de datos. La inversión es de 250 millones de euros y la construcción se desarrollará durante cinco años desde la rúbrica del acuerdo.

Cellnex tiene caja para seguir creciendo

Con este camino juntos, no sería raro que ampliaran su colaboración, más cuando Cellnex, pese a no parar de crecer, sigue teniendo capacidad de compra e inversión. Ha aprovechado su buena imagen de cara a los mercados —ha más que duplicado su valor en bolsa en el último año y más que triplicado desde su debut en el parqué— para ir emitiendo bonos y así rebajar el coste de su deuda y de paso ganar liquidez. En los 40 días que llevamos de 2020 ya ha realizado dos colocaciones de bonos.

En 2019 ya hizo varias ventas y también llevó a cabo dos ampliaciones de capital por un total de 2.700 millones de euros. Sus accionistas, liderados por Edizione, de la familia Benetton, y La Caixa, acudieron a las mismas para apoyar su crecimiento. Si bien parte de este dinero ya estaba comprometido, Cellnex mantiene una capacidad de inversión de más de 3.500 millones de euros sin pedir más dinero ni a sus accionistas ni a los mercados.

Hemeroteca

Cellnex
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad