Cellnex conserva 4.000M en músculo para nuevas compras

stop

El gestor de infraestructuras mantiene una fuerte capacidad de crecimiento vía adquisiciones gracias a las dos ampliaciones de capital de 2019

Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex

Madrid, 05 de diciembre de 2019 (04:55 CET)

Desde que Cellnex saltara a bolsa a mediados de 2015, por delante del escritorio de Tobías Martínez, su consejero delegado, han pasado más de 20 operaciones de compra fructíferas (y probablemente otras cuántas más que se quedaron en el cajón). La última, anunciada este miércoles, ha sido la compra de 1.500 emplazamientos de Orange en España con una inversión de 260 millones, incluyendo la deuda. No obstante, este nuevo movimiento, mucho más pequeño que la adquisición de Arqiva en Reino Unido (2.300 millones) no limita su capacidad de crecimiento.

Gracias a las dos ampliaciones de capital realizadas este año, con las que ha captado 2.700 millones de euros, Cellnex contaría con capacidad para afrontar nuevas adquisiciones por cerca de 4.000 millones sin necesidad de volver a pedir capital a sus accionistas.

Este músculo se sostiene sobre dos pilares. Por una parte, 1.250 millones en capital que todavía atesora tras pedir dinero a sus accionistas, y más de 2.500 millones adicionales de capacidad de endeudamiento sin alcanzar las líneas rojas que se ha marcado la empresa: no superar las 6,5 veces su beneficio bruto de explotación. De hecho, si afrontara nuevas inversiones por 4.000 millones, esta relación se quedaría en las 5,1 veces, de acuerdo con fuentes del mercado.

Los posibles objetivos de inversión de Cellnex podrían ser muchos. Irlanda, tal como publicó Economía Digital, es un país que puede interesar al grupo para crecer, especialmente tras el salto a Reino Unido. Tobías Martínez, en una conferencia reciente sobre el sector, señalaba a cualquiera de los siete países en los que está presente: Italia, España, Países Bajos, Francia, Suiza, Reino Unido o Italia. Morgan Stanley añade algunos otros por cercanía: Austria, Alemania, Escandinavia Polonia.

Cellnex, el 'independiente' de un sector en ebullición

El sector de gestión de infraestructuras de telecomunicaciones se encuentra en efervescencia en Europa. Las grandes telecos están creando compañías específicas para desagregar estos activos. Telefónica ya contaba con Telxius, pero va a engrosar su perímetro con activos brasileños, y otros pesos pesados están llevando a cabo movimiento similares con diferentes objetivos: vender una parte a un socio o sacarlas a bolsa para mejorar sus propias valoraciones y para reducir deuda. Orange, Deutsche Telekom o Vodafone son algunas de las empresas del sector que se lo están planteando.

En este mercado, Cellnex cuenta con una ventaja porque es el único operador independiente; un modelo que suele gustar a las autoridades de competencia, porque asegura que las diferentes operadoras pueden acceder a las infraestructuras de redes en igualdad de condiciones. El negocio central de la española es alquilar esos emplazamientos. Además de las adquisiciones de activos de terceros, donde Cellnex ha sido muy activa desde que diera el salto al parqué, el grupo está desplegando las suyas propias, por, ejemplo, para el desarrollo del 5G, que requiere de equipamiento especial.

Analistas como los de Bankinter destacan que el modelo de negocio de Cellnex es especialmente interesante en ciclos de tipos de interés bajos. "Cellnex es una de las compañías que denominamos bond proxy, y que deberían beneficiarse de este entorno de tipos bajos. Además su negocio tiene capacidad de crecimiento y no presenta riesgos regulatorios", señala en un informe. Este perfil, además, la está ayudando a financiarse a costes muy bajos cuando emite deuda.

Morgan Stanley calcula que si Cellnex despliega su capacidad de inversión latente en los próximos años -el banco de inversión calcula que puede afrontar operaciones adicionales por 2.600 millones- elevaría en 8 euros (actualmente lo fija en 45 euros).

Cellnex cotiza actualmente en el nivel de los 39 euros, después de apuntarse subidas en las últimas jornadas ligadas a las nuevas operaciones corporativas. De acuerdo con el consenso de analistas de Bloomberg, su precio objetivo a 12 meses estaría en los 39,55 euros; es decir, muy en línea con su cotización actual en bolsa; si bien las recomendaciones continúan siendo mayoritariamente de compra.

Un 57,7% de los analistas que la cubren recomiendan adquirir sus títulos.

 

Hemeroteca

Cellnex
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad