China obliga a McDonald’s y Burger King a detallar el origen de sus proveedores

stop

Las autoridades de Shanghái requerirán la información tras el escándalo de la carne podrida

11 de agosto de 2014 (11:07 CET)

Las autoridades chinas obligarán a McDonald’s, Burger King, Kentuchy Fried Chicken, Dicos y Carls Jr. a detallar el origen de sus proveedores tras conocerse que en algunos locales de Shanghái han servido productos con carne podrida.

El escándalo estalló a finales de julio, a raíz de un reportaje emitido por Dragon TV en el que se denunciaba que la compañía cárnica Husi, proveedora de estas cinco cadenas de comida rápida, falsificó de manera sistemática las fechas de caducidad de los alimentos.

Las autoridades del gigante asiático clausuraron la actividad de la empresa y varios de sus ejecutivos han sido detenidos. Ahora, la administración de alimentación y fármacos da un paso más obligando a las empresas a indicar el origen de sus productos para evitar un nuevo escándalo en un país en el que la inseguridad alimentaria es un problema frecuente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad