Comín inyecta oxígeno a los Sumarroca

stop

La consejería catalana de Salud adjudica a la renacida Teyco cuatro obras por valor de más de 720.000 euros en dos meses

Xavier Alegret

El consejero de Salud catalán, Antoni Comín, en el Palacio de la Generalitat / EFE / Marta Pérez
El consejero de Salud catalán, Antoni Comín, en el Palacio de la Generalitat / EFE / Marta Pérez

Barcelona, 27 de julio de 2016 (01:00 CET)

Teyco, la constructora de los Sumarroca, renació hace unos meses. Tocada su reputación tras verse salpicada por algunos de los escándalos de presunta corrupción ocurridos en Cataluña, apartó a su presidente y cambió de nombre para renacer. Y lo está consiguiendo. Lo que no cambia es el mar en el que nada: los hospitales catalanes.

Si la compañía se hartó en los 90, y también con el cambio de siglo, de hacer obras en hospitales, ahora la nueva Top, Proyectos y Contratas, como se denomina la constructora sin Jordi Sumarroca al frente, ha vuelto a apostar por el sector sanitario, y ha encontrado respuesta en el otro lado.

En menos de dos meses, la consejería de Salud de la Generalitat ha adjudicado a la antigua Teyco cuatro obras en instalaciones sanitarias, con un valor toral de más de 720.000 euros. Las últimas tres, este mismo mes. Parece, pues, que el conseller de Salud, Antoni Comín, tenía razón: no hay recortes en sanidad, que está invirtiendo en sus edificios.    

Tres adjudicaciones en veinte días

En las últimas tres semanas, Salud ha adjudicado tres obras en el Institut Català d'Oncología (ICO), que se encuentra en l'Hospitalet de Llobregat. La última, el pasado día 20, por valor de casi 202.000 euros, para restaurar la cubierta de la cuarta planta.  

Se presentaron nueve ofertas, de las que cuatro obtuvieron la máxima nota técnica. De ellas, la que presentó la mejor oferta económica perdió puntos en el otro apartado, ya que no reducía los plazos de ejecución de las obras. Top, Proyectos y Contratas, que había hecho la segunda mejor oferta económica y que sí se comprometía a acortar en dos meses los plazos, se adjudicó las obras.  

El mismo ICO adjudicó el 1 de julio dos obras más a la antigua Teyco. Unas nuevas consultas, por 234.000 euros, y unas mejoras de varias unidades, por 134.000 euros.  En la primera, se presentaron tres ofertas. A pesar de no ser la mejor técnicamente, Top, Proyectos y Contratas se impuso en el apartado económico. En la segunda, sólo se presentaron los Sumarroca.  

A estas tres adjudicaciones hay que sumarle otra, de finales de mayo, del Institut Català de la Salut (ICS), para hacer unas reparaciones en el Hospital Joan XXIII de Tarragona, por más de 151.000 euros.  

El gran contrato  

Estas han sido las primeras adjudicaciones en el ámbito de la sanidad conseguidas por la constructora tras su refundación, después de meses sin dedicarse a este ámbito, y han venido todas seguidas. Además de Salut, la nueva Teyco ha conseguido contratos de algunos ayuntamientos, de l'Agència de l'Habitatge de Catalunya y de Infraestructures de Catalunya.  

Precisamente en Infraestructures de Catalunya ha pescado su mayor contrato hasta el momento: la construcción de un pabellón en Tarragona para los Juegos del Mediterráneo, que se celebrarán el año que viene en dicha ciudad catalana. El montante del contrato es de 4,2 millones de euros.  

Un renacimiento forzado

Los escándalos de corrupción alrededor de los gobiernos y ayuntamientos de Convergència (CDC), como el de Torredembarra, donde fue detenido el presidente de Teyco, Jordi Sumarroca, obligaron a la familia a refundar su constructora.

Después de vender una filial, Constraula, y reducir su deuda, Jordi Sumarroca se apartó de la presidencia, cambiaron el nombre por el de Top, Proyectos y Contratas y se trasladaron a una sede más modesta. También rebajaron sus objetivos de facturación, de 65 a 30 millones este año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad