CVC vende todos sus restaurantes en España para comprar Deoleo

stop

El fondo de riesgo británico, con más de 300 locales Burger King, Foster's y Domino's Pizza, intenta ganar liquidez para hacerse con el primer fabricante de aceite de oliva del mundo

Restaurante Foster's Hollywood.

09 de abril de 2014 (21:30 CET)

Al fondo británico CVC Capital Partners se le indigestaron los restaurantes. En 2003 compró el Grupo Zena a la familia Bravo, que trajo a España la franquicia de Burger King en los años setenta, pero sus ansias desaforadas por expandir el negocio y exprimir la rentabilidad al máximo han llevado a números rojos a la mayoría de su cadenas de restaurantes. CVC quiere dejar ahora el abollado negocio de la restauración, donde cuenta con marcas como Foster’s Hollywood, Burger King, y Domino’s Pizza, para hacerse con Deoleo, el primer productor mundial de aceite de oliva.

CVC ha llegado a un preacuerdo para la venta de Grupo Zena y ha ordenado una reestructuración como parte de la negociación en el proceso de venta, según explican fuentes cercanas a la compañía. La empresa ha sustituido por completo el departamento de expansión, punto neurálgico de un fondo cuyo negocio se basa en el rápido engorde y venta de las empresas que adquiere.

Jaime Sáez, director de expansión, ha sido despedido y con él prácticamente todo su equipo. También ha habido despidos en el departamento de compras. El proceso de reestructuración comienza a extenderse a todas las áreas de la compañía.

Contactos con Polonia

CVC ha mantenido contactos con el grupo polaco Amrest, que en 2011 adquirió la exitosa cadena de restaurantes La Tagliatella, aunque no se ha desvelado si finalmente cerrará acuerdo con la corporación, según explican fuentes próximas a la negociación.

De concretarse, la operación serviría para que CVC obtenga más de la mitad del capital que necesita para hacerse con la compra de Deoleo: unos 250 millones de euros. La aceitera está valorada por 439 millones de euros, de acuerdo con la mejor oferta de la puja (0,38 euros por acción) que presentó CVC.

El fondo británico no ha querido responder a las llamadas de este medio.

El engorde

CVC controla, a través de Grupo Zena, más de 300 restaurantes en España. En los 11 años de gestión, ha ejecutado una expansión sin precedentes y ha duplicado la facturación del grupo.

Su marca estrella, Foster’s Hollywood, ha pasado de 60 a 190 establecimientos pero, después de la apertura en casi todas las provincias, se enfrenta al malestar de sus franquiciados. Algunos de ellos se quejan de una expansión sin control que ha llevado a los restaurantes a competir por los mismos clientes y exigen a la compañía la reducción de los cánones y el fin de las promociones agresivas que merman la rentabilidad de los franquiciados a favor del grupo.

Cierres y ERE

Además de los 60 restaurantes de Burger King (que gestiona como franquiciado) y de Domino’s Pizza, que da beneficios pero que se encuentra a años luz de su competidor Telepizza, la mayor parte de las cadenas de restaurantes es deficitaria y afronta grandes dificultades.

La franquicia Cañas y Tapas ha pasado de 80 a 15 locales en los últimos años. Las cafeterías Nostrus ejecutaron un ERE que afectó a 425 personas hace dos años y La Vaca Argentina, que Grupo Zena gestiona directamente, arrastra pérdidas año tras año.

Auxilio al gobierno


Los trabajadores y agricultores de Deoleo tiemblan con la posibilidad de que el fondo británico engulla la totalidad de la compañía. Han pedido la intervención del gobierno de Mariano Rajoy para evitar que una industria estratégica pueda ser troceada y vendida en perjuicio de la economía local.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad