La presidenta de Coca-Cola European Partners, Sol Daurella, junto al exconseller de Cultura, Ferran Mascarell. EFE/Toni Garriga

Daurella se sube la paga en Coca-Cola hasta los 114 millones de euros

stop

La embotelladora europea del popular refresco incrementa el dividendo hasta los 1,24 euros por acción tras ganar casi 1.100 millones de euros en 2019

Carles Huguet

Economía Digital

La presidenta de Coca-Cola European Partners, Sol Daurella, junto al exconseller de Cultura, Ferran Mascarell. EFE/Toni Garriga

Barcelona, 14 de febrero de 2020 (04:55 CET)

La quinta fortuna de España exprime su principal recurso. Sol Daurella y familia controlan desde hace casi un lustro la embotelladora europea de Coca-Cola, un gigante continental que consolida también a la saga como las más rica de Cataluña. La propia Daurella es presidenta de la cotizada además de principal accionista. Y en calidad de lo primero anunció este jueves un dividendo de 1,24 euros por acción. Para su bolsillo: más de 114 millones de euros, sin contar el salario que percibe en su cargo. 

Según la documentación remitida a la CNMV, Coca-Cola European Partners (CCEP) terminará por remunerar a sus accionistas con 570,6 millones de euros, más de la mitad de los 1.090 millones que ganó a lo largo del ejercicio 2019. A pesar de erigirse como la cabeza de la organización, el camino del dinero hacia el bolsillo de Daurella deberá pasar por varios filtros, pues su participación en el popular refresco es indirecta. 

La española tomó el mando de la Coca-Cola en Europa en 2015, cuando se fusionaron las siete embotelladoras del Viejo Continente. En el grupo resultante, la filial ibérica --denominada Olive Partners-- pasó a controlar el 36,1% del capital. Por lo tanto, rumbo a la sociedad viajarán 205,4 millones de euros en forma de dividendo. 

Sol Daurella comparte accionariado en Coca-Cola con la familia valenciana Trénor

Sin embargo, Daurella comparte la propiedad de Olive Partners con, entre otros, la familia valenciana Trénor (21,09%). La empresa prácticamente limita se actividad a recibir los pagos de Coca-Cola y destinarlos a sus accionistas. Casi todo lo que ingresa se transforma en dividendo, según consta en las cuentas de la firma depositadas en el Registro Mercantil durante los últimos años. Lo complicado es saber qué parte del pastel irá a parar a los bolsillos de la catalana. 

A través de Cobega, la familia Daurella controla el 55,7% de la empresa por lo que –de seguir la misma política de dividendos que hasta la fecha— Olive Partners le garantiza 114 millones de euros. No obstante, la compañía no hace públicos los accionistas que controlan más del 10% de su capital, por lo que alrededor del 24% que no se reparte con los Trénor queda difuminado. No hay duda, eso sí, de que buena parte de ese porcentaje también lleva su apellido. 

Como pista sirven las firmas de las cuentas de 2018, las últimas disponibles en los registros. Además de Cobega Invest, la propia Sol Daurella las aprueba en calidad de representante de Indau SARL, domiciliada en Luxemburgo. También estampan su nombre Mario Rotllant Solà, exmarido de una de las primas de Sol; los primos Alfonso Líbano Daurella, Victoria Figueras-Dotti DaurellaAlicia Daurella de Aguilera; y el abogado Eduardo Berche, en representación de otro miembro de la familia. 

Además, Daurella precibió 677.000 como presidenta de Coca-Cola European Partners en 2018

Todos los firmantes representan a sociedades, en muchos casos patrimoniales propias. No obstante, al no superar el 10% del capital no hacen público su porcentaje del pastel. Tampoco se revela si existe algún socio que no figure en las rúbricas de las cuentas anuales. De ahí que sea complicado fijar el incremento exacto que se embolsarán los Daurella más allá de los 114 millones de euros que obtendrán a través de Cobega. 

La paga para Sol Daurella aumenta de tener en cuenta el salario que percibe como presidenta de Coca-Cola European Partners. A falta de los datos de 2019, la empresaria ganó 677.000 euros durante 2018 por ocupar el trono de la organización. Fue un sueldo agridulce, pues supuso un descenso del 1% frente a lo percibido en 2017.

Para este ejercicio sí se espera un salto, pues según hizo público la cotizada, recibió un aumento su sueldo base, que a partir del mes de abril pasó a ser de 564.250 euros, cifra a la que se añaden posibles bonificaciones.

El crédito pendiente de Daurella

Pero controlar la embotelladora europea de Coca-Cola no salió barato a Daurella. En 2015, la española pidió un crédito de 750 millones de euros a CaixabankKutxaAbancaSociété GénéraleING BNP Paribas. A mediados de 2018, optó por refinanciar alrededor de 600 millones que le quedaban por pagar. No obstante, cambió de fórmula: pasó de un préstamo sindicado a cerrar acuerdos bilaterales.

El grupo familiar recurrió al endeudamiento con tal de asaltar el capital de Coca-Cola Iberian Partners (CCIP), la embotelladora de la multinacional en EspañaPortugal Andorra. Tras obtener la liquidez necesaria elevó su participación desde el 42% que poseía hasta el 56% actual.

Pocos meses después de convertirse en mayoritaria de CCIP, lideró la fusión de las embotelladoras de la multinacional estadounidense en el Viejo Continente. La filial española pasó a controlar el 34% de la firma continental y se erigió como el principal accionista. Gracias al dominio que mantenía en la empresa ibérica, Sol Daurella logró convertirse en la presidenta de la compañía europea, Coca-Cola European Partners; un gigante que en 2019 facturó 12.017 millones de euros y ganó 1.090 millones.

Además de sus intereses con la bebida azucarada --también la embotella en varios países de África--, Cobega es accionista de Cacaolat y distribuidor en exclusiva de Nespresso en España.

Hemeroteca

Coca-Cola Sol Daurella
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad