En la imagen, una tienda de los supermercados DIA en plena reforma
stop

DIA comienza la negociación para despedir a 2.100 personas con los sindicatos, que no descartan llevar a cabo movilizaciones

Madrid, 22 de febrero de 2019 (11:37 CET)

DIA comienza las reuniones con los sindicatos. La cadena de supermercados empieza a negociar este viernes su plan de negocio y el despido de un máximo de 2.100 empleados. DIA anunció los despidos y el cierre de unas 600 tiendas en España tras presentar los resultados de 2018, que arrojaron unas pérdidas de 352,58 millones de euros.

La reunión será el primer encuentro entre ambas partes después de que la cadena de supermercados anunciara el ERE, según informa Europa Press. El objetivo es mejorar la rentabilidad de la empresa y ajustar la base de costes.

A finales de diciembre 2018, DIA operaba un total de 6.157 tiendas en varios territorios, 56 más que en el mismo período del año anterior, con 336 aperturas y 280 cierres. De las 600 tiendas que planea cerrar la empresa, 300 lo harán en 2019.

En España descendió en 23 el número de tiendas en 2018, desde 3.497 hasta 3.474 tras la apertura de 62 nuevos locales y el cierre de 85.

Los sindicatos, preparados para movilizarse

Comisiones Obreras asegura que no descarta movilizaciones para frenar el ERE de DIA. El sindicato lo considera "desproporcionado" y por ello exige que se depuren responsabilidades ante la situación por la que atraviesa la empresa, que cuenta con unos fondos propios negativos de 166 millones de euros.

Lo mismo opina UGT, que denuncia que este expediente de regulación de empleo es resultado de una "mala praxis empresarial". "Tras analizar los resultados de la compañía, estos arrojan que la firma podría estar rozando la quiebra técnica en caso de no contar con una refinanciación inmediata", alerta.

Mientras que comienzan las conversaciones con los sindicatos, DIA se encuentra inmersa en una guerra a cuatro bandas para determinar el futuro de la compañía

El 20 de marzo la junta de accionistas votará sobre las ampliaciones de capital lanzadas por Fridman y el consejo de dirección

Así, están las propuestas del magnate ruso Mikhail Fridman -dueño del 29% de la empresa-, del consejo de administración, de los herederos de Carrefour y de los accionistas minoritarios, conocidos como la Asociación de Accionistas Defensores de DIA. 

Fridman apuesta por una ampliación de 500 millones de euros y ha lanzado una opa por la empresa a 0,67 euros por acción. Por su parte, el consejo de administración apuesta por una ampliación de capital de 600 millones. Ambas ampliaciones se votará en la junta de accionistas el próximo 20 de marzo.

En el caso de los herederos de Carrefour, han firmado un pacto de sindicación de acciones entre Naturinvest, dirigida por Gregoire Bontoux, y Altocapital Inversiones, empresa de Pedro Gómez-Pablos, y su hermano Pablo. Bontoux tiene el 2,9% mientras que los hermanos Gómez-Pablos controlan algo más del 0,3%

Por su parte, la AADD quiere evitar que la compañía acabe en manos del magnate ruso y busca que un inversor español o varios entren en juego.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad