Gas Natural e Iberdrola están interesados en la portuguesa EDP, aunque no de la misma forma.

EDP prepara la batalla con Gas Natural e Iberdrola

stop

El fondo chino propietario de la energética portuguesa EDP sube su participación mientras recibe el interés de Gas Natural e Iberdrola

Barcelona, 23 de octubre de 2017 (04:55 CET)

La compañía portuguesa EDP es actualmente una pieza muy apetitosa en el mercado energético ibérico. El sector encara un proceso de concentración para hacer frente a los cambios regulatorios y los actores atractivos, por tamaño y activos, son tan escasos como los que van a protagonizar la concentración. Gas Natural Fenosa e Iberdrola se mueven para hacerse con el premio gordo.

EDP está en el punto de mira de las dos grandes energéticas españolas –excluyendo Endesa, que Enel quiere vender– pero por ahora se resiste. No obstante, los movimientos de su máximo accionista hacen entrever que se está preparando para la hora de la verdad: para la batalla por la compañía que le haga rentabilizar su inversión.

El máximo accionista de la compañía lusa es China Three Gorges, un fondo de inversión chino que, en principio, asegura no querer vender, pero este verano se habría reunido con directivos de Gas Natural para hablar de una fusión, algo que todavía estaría muy verde. La compañía que preside Isidro Fainé explica que no hay conversaciones formales.

A principios de octubre, China Three Gorges invirtió 210 millones en mejorar su posición en EDP, de la que es primer accionistas con diferencia, del 21,35% al 23,27% El movimiento que fue interpretado en el mercado como una toma de posiciones, preparándose para la batalla que se avecina. Fuentes del sector explicaron que el fondo se está haciendo fuerte para, cuando vengan las negociaciones, tener más peso en las mismas y, si hay una venta o fusión, lo que suele animar la cotización, rentabilizar su inversión.

El primer accionista de EDP invierte 210 millones para ganar peso de cara a las negociaciones

Las intenciones de Gas Natural e Iberdrola son distintas. Mientras que la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán se ha fijado en algunos activos en América, como los negocios en los Estados Unidos y Brasil, según publicó Voz Populi, Gas Natural piensa en una fusión. Fuentes del mercado apuntan que para EDP no tiene demasiado sentido vender activos en América, ya que configuran uno de sus grandes atractivos: su diversificación geográfica. No obstante, si el precio es alto, no sería descartable.

Gas Natural estaría interesado en la fusión, y ya ha iniciado contactos –no formales– para tantear al fondo chino. Una venta de activos en el exterior a Iberdrola podría hacer perder el interés de Isidro Fainé, por lo que EDP debe ponderar las dos opciones antes de tomar decisiones. Oficialmente, la compañía portuguesa no está en venta, y así actúa.

EDP, además de en Portugal, también está muy presente en el norte de España, pero está haciendo una importante campaña publicitaria y comercial para crecer en todo el país con lo que, a priori, no parece estar pendiente de ser comprada. No obstante, son cosas que van por caminos separados. Hemos visto a Abertis crecer en Italia mientras se preparaba la opa de Atlantia. Además, el crecimiento también puede valer para, en caso de fusión, tener más peso.

La posible fusión Gas Natural-EDP

La fusión es la opción preferida por la energética de origen catalán. Gas Natural vale más de 18.000 millones en bolsa, por 11.000 de EDP, por lo que los accionistas de referencia de la gasista –La Caixa (24,4%), Repsol (20%) y el fondo GIP (20%)– tendrían una posición de control en la compañía resultante, mientras que China Three Gorges tendría que decidir si rentabiliza por fin su inversión o se queda como un socio menor. En ambos casos, su reciente compra de acciones mejora su posición, y también gana poder de negociación.

Gas Natural ha vendido parte de su red de gas en España y su negocio en Italia preparándose para el momento de las compras. EDP resulta muy atractiva por numerosas razones. Por un lado, le permitiría crecer en el mercado español –e ibérico– sin tener que vender activos por peligro a una posición monopolística, riesgo que sí podría existir, por ejemplo, en una eventual operación con Endesa.

Gas Natural y EDP son complementarias tanto en mix energético como geográficamente

Ambas compañías son complementarias. Aunque tienen un mix energético parecido, EDP ha ido más lejos en renovables, lo que es muy interesante para Gas Natural. También son complementarias geográficamente: pese que en algunas zonas de España, como Galicia, compiten directamente, a nivel internacional, EDP tiene presencia en Brasil y los Estados Unidos, mientras que Gas Natural tiene su punto fuerte en España y en Chile y México.

Un informe de Bankinter apuntaba que la operación tiene sentido porque cumple con los tres objetivos de las compañías energéticas en España: ganar escala y reforzar las renovables, ganar músculo para crecer internacionalmente y mejorar su eficiencia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad