El ambicioso modelo de franquicias de la Bruixa d’Or

stop

Abrir los locales con productos 'gourmet', ropa y la tradicional lotería requerirá una inversión de 500.000 euros

Interior de los locales Nyam de la Bruixa d'Or

06 de diciembre de 2013 (19:31 CET)

La Bruixa d’Or, el famoso punto de venta de lotería en Sort (Lleida), quiere extender su modelo de negocio a través de las franquicias. La idea es abrir en España entre tres o cuatro establecimientos Nyam! en 2014 que reediten el nuevo local catalán de 200 metros cuadrados. A la venta de cupones se suman los productos gastronómicos gourmet y la nueva línea de ropa lanzada por el mismo empresario, Xavier Gabriel.

El proyecto de crecimiento de la marca la Bruixa d’Or es ambicioso y atrevido. Abrir un local de este tipo requerirá una inversión inicial de 483.500 euros. La necesidad total de tesorería incluye el canon de entrada y la inversión así como el circulante de 133.500 euros –para stock, finanzas y otras necesidades--. Además, los locales se abrirán en grandes ciudades para estar cerca de un público potencial. El royalty de explotación se fijará en el 5% de las ventas y la duración será de 10 años.

Otras franquicias


Para hacerse una idea, los empresarios que apuestan por la marca Foster’s Hollywood invierten un promedio de 600.000 euros por un abrir un local franquiciado. La famosa cadena 100 Montaditos reclama una partida inicial de unos 250.000 euros, la misma cantidad que solicita la diseñadora Rosa Clará para abrir un local. A ello se pueden sumar hasta 100.000 más por adquirir los vestidos de novia.

El modelo de negocio de la Bruixa d’Or está claramente orientado a un bolsillo acaudalado. Productos de alimentación gourmet --que se podrán degustar en el local-- y cupones de lotería, artículos que no estás pensados para un público mayoritario. Por ello, reclamar casi medio millón de euros por clonar el modelo empresarial podría provocar ciertas reticencias.

Recuperar la inversión


La consultora que ha diseñado el plan de negocio, Erpasa Consulting, estima que en dos o tres años, los emprendedores podrían recuperar la inversión. Fuentes de la compañía sostienen que el modelo no solo se quiere extender por el territorio nacional.

Pero el empresario impulsor de los locales Nyam! también prepara su salto al mercado extranjero. Por el momento, se han entablado conversaciones con la cámara de comercio hispano-japonesa. El mercado asiático suena con fuerza en el plan de internacionalización de la aventura empresarial de Gabriel.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad