El 'banco malo' de España se queda sin director general

stop

Las divergencias estratégicas entre la presidenta y los 'hombres de ING' motivan también el adiós de Water de Luna

Walter Luna y Belén Romana, la cúpula de la Sareb | ED

29 de enero de 2014 (21:10 CET)

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) es desde este miércoles a última hora un banco malo sin director general. La institución ha anunciado que el consejo de administración ha aceptado la renuncia de Walter de Luna, otro de los llamados hombres de ING que han saltado prematuramente de la cúpula.

De Luna sigue los pasos del efímero director de operaciones y sistemas del banco malo, Miguel Garicano, el primero en presentar la renuncia a la presidenta, Belén Romana, a finales del pasado verano. Este fue el primer roto entre el grupo de amigos que se conoció en la dirección de ING y la presidenta del organismo público.

Gestores de confianza de la presidenta

Las discrepancias sobre la gestión ha ido in crescendo hasta que ha sido insostenible, aseguran fuentes cercanas a la Sareb. Los ejecutivos que ya han caído han sido sustituidos por personas de la máxima confianza de Romana.

En la escueta nota en la que se ha anunciado la salida de De Luna, la presidenta y el consejo de administración han mostrado su “agradecimiento” al trabajo del director general hasta la fecha. “El último año ha estado marcado por la puesta en marcha de la Sareb y el inicio de su actividad comercial”, afirma textualmente el comunicado, que consta de seis líneas.

Críticas

El banco malo está en horas bajas. Desde que empezó a andar ha ido acumulando críticas por la gestión de los activos que le han sido traspasados. Una cartera que ha sido contabilizada pero no actualizada ni mantenida. Las juntas de compensación en las que participa están paralizadas, denuncian los promotores.

Además, ha tenido problemas en multitud de concursos de acreedores por bloquear convenios, como ha ocurrido en los procesos de las inmobiliarias Reyal Urbis y Restaura; y los municipios cargan contra su directiva por la negativa a poner en marcha un verdadero plan de vivienda social. La dirección del banco malo asegura que está negociando con las comunidades autónomas su inicio, pero aún no ha realizado ningún paso en este sentido.

Tirón de orejas de Bruselas

La guinda del pastel la ha puesto la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) este mismo miércoles. En su último informe sobre el rescate bancario, ambas instituciones reiteran que la Sareb se enfrenta en los próximos meses a “retos importantes” debido al prolongado ajuste en los precios de la vivienda y la debilidad de la economía española.

No es la primera ocasión en que Bruselas da un tirón de orejas a Romana por el ritmo de ventas y el precio al que se firman las transacciones.

La Sareb gestiona unos 200.000 activos por valor de 50.781 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad