La SAREB y Restaura se enfrentan por un edificio en la Puerta del Sol

stop

El 'banco malo' rechaza el pacto con Xavier Solano sobre la venta del inmueble madrileño

21 de agosto de 2013 (18:09 CET)

La inmobiliaria catalana Restaura prepara el terreno para iniciar la última fase del concurso de acreedores. La compañía de la familia Solano quiere presentar oficialmente una propuesta de convenio al inicio del cuarto trimestre, pero ha topado con un hueso duro de roer: la Sociedad de Gestión de Activos Inmobiliarios procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB).

El banco malo rechaza el plan diseñado por la cúpula de la inmobiliaria, encabezada por Xavier Solano, y la administración concursal, delegada a Ernst & Young por el titular del juzgado mercantil número 3 de Barcelona, José María Fernández Seijo, para recuperar la viabilidad económica del grupo. Se enfrentan por el futuro del edificio situado en el número 9 de la Puerta del Sol en Madrid.

Subasta

Ambas partes están de acuerdo en subastar el inmueble, pero discrepan en que este sea el momento ideal de hacerlo. La compañía ha vendido activos en los últimos meses para reducir la deuda con la banca, de 50 millones de euros, informa La Vanguardia.

Con el sector inmobiliario en mínimos históricos, SAREB prefiere esperar a que el mercado se tranquilice para maximizar las hipotéticas plusvalías. Es un activo con posibilidades al tratarse de un edificio singular en el centro de la ciudad.

Restaura suscribió un crédito con NCG Banco, una de las entidades con las que trabajaba de forma habitual, para adquirir el inmueble, situado en la unión de las calles Preciado y Arenal. El banco malo asimiló las operaciones de la familia Solano en el banco intervenido cuando traspasó activos.

Acreedores

La cúpula de la inmobiliaria solicitó el concurso voluntario de acreedores en octubre de 2011, con un pasivo de 300 millones de euros. Restaura no ha dejado de trabajar desde ese momento. La insolvencia fue motivada por la falta de acuerdo con la banca acreedora para refinanciar la deuda.

Además de SAREB, los gestores del grupo también negocian con Caixabank, Banca March y Banco Espirito Santo, entre otros. Estas entidades son partidarias a la reestructuración propuesta. Si se cumple con el plan previsto por la dirección, Restaura superaría la quiebra antes de finales de año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad