El canon del agua sube por cuarto año consecutivo

stop

El consejo de administración de la Agencia Catalana del Agua incrementa el tramo base otro 1,5%

El director del ACA, Jordi Agustí | ED

30 de septiembre de 2014 (19:06 CET)

La dirección de la Agencia Catalana del Agua (ACA) ha aprobado subir el canon del agua otro 1,5% en los presupuestos de 2015. Se trata del cuarto incremento sucesivo en el llamado tramo base de la factura final de los usuarios. “Una media de nueve céntimos de euros mensuales por familia”, destaca la empresa pública en un comunicado. Eso sí, el aumento final del recibo estará por encima de la cifra aprobada por el organismo público.

El canon del agua es el tributo que recauda la ACA para pagar los costes del ciclo del agua. Los últimos años se ha destinado, principalmente, a rebajar la deuda de la compañía (en cuatro años se han sufragado 420 millones de euros) y supone un tercio del recibo. La factura final del usuario también incluye el coste del consumo de agua, cuyo precio está marcado por el operador de cada municipio, además de existir una cuota de servicio y, en algunas localidades, otros costes añadidos según el modelo de explotación por el que se haya apostado.

Es decir, todas las facturas de agua de Cataluña subirán un mínimo de nueve céntimos en el momento en el que el Gobierno de la Generalitat apruebe los Presupuestos de 2015.

Refinanciación

La ACA ha subido el canon del agua una media del 25% desde 2010. La empresa pública afirma que subir la tasa era la única alternativa posible para reducir la abultada deuda que acumula. En marzo de 2012, alcanzaba los 937,3 millones de euros.

En ese momento, se pactó una refinanciación de 500 millones con un pool de bancos liderados por Caixabank y Banc Sabadell para evitar la quiebra técnica en la que se encontraba la empresa. La operación se estructuró en varios créditos sindicados, préstamos bilaterales y créditos puente con vencimiento en 2018.

La cúpula del ACA, encabezada por Jordi Agustí, ha admitido que no puede ejecutar ninguna nueva infraestructura en Cataluña hasta que liquide la operación. El directivo anunció el pasado enero que intentaba mejorar las condiciones financiaras y obtener algo de margen para invertir. Por el momento, no ha conseguido ningún pacto en firme.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad