Una imagen de un supermercado DIA

El consejo de DIA acusa a Fridman de arriesgar el futuro de la cadena

stop

El consejo de administración de DIA asegura que la oferta de opa de Fridman no ofrece certeza sobre su ejecución efectiva ni sobre la implementación

Madrid, 07 de febrero de 2019 (09:53 CET)

El consejo de administración de DIA y el primer accionista, Mijaíl Fridman, están oficialmente en guerra. Si el empresario ruso presentó la opa sin contar con la actual dirección de la cadena de supermercados y con un plan que le da totalmente la vuelta a la empresa. ahora el consejo se gira en contra de Fridman.

Aunque no ha dicho si recomienda o no la opa, el consejo, que se reunió este miércoles para aprobar las cuentas de 2018, sí aseguró que la oferta pone en riesgo el futuro de DIA. Así lo manifestó en un hecho relevante que envió el a la CNMV tras una reunión en la que también valoró la oferta de Letterone.

Letterone, empresa de Mijaíl Fridman que controla el 29% del capital de DIA, ofrece 0,67 euros por título, pero los accionistas minoritarios lo rechazan​ al considerar que el precio de la acción está infravalorado de forma artificial por los fondos bajistas. Así, piden al menos dos euros por acción.

"En las actuales circunstancias DIA tiene que restaurar su patrimonio neto en su debido plazo, y el aumento de capital de la Sociedad por importe de 500 millones de euros propuesto por el Oferente para después de la Oferta, tal y como está estructurado actualmente, no ofrece certeza sobre su ejecución efectiva ni sobre el momento de su implementación", explica el Consejo a la CNMV.

Además, añade que la oferta "ni tiene en cuenta las obligaciones de la Sociedad frente a sus acreedores ni sus vencimientos de deuda a corto plazo". También consideran una incertidumbre que el aumento de capital esté sujeto a alcanzar un acuerdo con los acreedores de la Sociedad satisfactorio para Letterone.

Fridman niega pedir una quita para asaltar DIA

Fridman niega tajantemente que haya pedido una quita a la banca para hacerse con el control de DIA, ni que la vaya a pedir. Así, el empresario ruso sale al paso de las filtraciones de que podría incumplir los plazos de pago con la banca.

De hecho, el fondo de inversión ruso asegura desconocer por completo los planes de la actual cúpula de la cadena de supermercados, que presentará resultados este viernes a los analistas y que también hará público su plan de reestructuración.

Lo único que quiere negociar son los tiempos. El consejo de administración ya comunicó que ha ampliado el vencimiento de 765 millones de deuda con la banca hasta marzo de 2023. El acuerdo está sujeto a la amortización anticipada de 100 millones, que deben salir de la venta de Clarel y Max Descuento.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad