Víctor del Pozo (izqda), consejero delegado; Marta Álvarez, presidenta, y José Ramón de Hoces, consejero secretario, en la Junta de Accionistas de El Corte Inglés este domingo en Madrid. EFE/El Corte Inglés

El Corte Inglés pide 600 millones más para hacer frente al coronavirus

stop

Los grandes almacenes lanzan una nueva emisión de bonos después de haber pedido ya 1.300 millones de euros a los bancos

Carles Huguet

Economía Digital

Víctor del Pozo (izqda), consejero delegado; Marta Álvarez, presidenta, y José Ramón de Hoces, consejero secretario, en la Junta de Accionistas de El Corte Inglés este domingo en Madrid. EFE/El Corte Inglés

Barcelona, 29 de septiembre de 2020 (12:18 CET)

Después de sentarse con la banca en primavera, El Corte Inglés busca nuevas vías de financiación para hacer frente al impacto de la pandemia. Si en un primer momento solicitaron 1.300 millones de euros a las entidades bancarias, ahora los grandes almacenes quieren recaudar 600 millones de euros a través de una emisión de bonos con vencimiento en 2024.

La compañía que preside Marta Álvarez anunció este martes el lanzamiento del nuevo programa de deuda, con un interés del 3,625% anual y con vencimiento en marzo de 2024. Se utilizarán "para fines corporativos generales", se limitó a decir la empresa, que colocó el producto en unas condiciones similares a las de 2018, la última vez que acudió a los mercados.

Además, el gigante de la distribución podría utilizar la emisión de bonos y los sucesivos pagarés que ha puesto en el mercado durante los últimos meses para pagar el préstamo anticoronavirus de 1.311 millones de euros solicitado a su pool de acreedores y que cuenta con el aval del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

La intención inicial de la organización fue solicitar 400 millones de euros, pero vista la buena acogida del mercado decidió ampliar la cifra hasta los 600 millones finales. Entre los inversores está el Banco Central Europeo, "que ha tomado una participación institucional relevante", celebró El Corte Inglés.

La sociedad consigue oxígeno después de obtener un resultado fiscal positivo en el último trimestre. Sin embargo, arrastra los números rojos del anterior trimestre (de marzo a mayo) cuando contabilizó unas pérdidas por valor de 510 millones de euros. Es la consecuencia de la caída del consumo durante el confinamiento y las provisiones realizadas por la pandemia.

La sociedad desgranó que 338 millones de euros de las pérdidas corresponden con provisiones, mientras que otros 202 millones son números rojos operativos. Con todo, al cierre del mes de agosto --antes de la actual emisión-- la cadena presumía de una liquidez de 2.192 millones de euros.

El Corte Inglés pierde un tercio de las ventas

Termómetro de la economía española, mientras las principales instituciones advierten de la ralentización de la vuelta a la normalidad del país, las ventas del gigante de la distribución también se recuperan al ralentí. Si con el fin del estado de alarma la caída rondaba el 50%, al cierre del primer semestre de su ejercicio el descenso todavía era del 29% después de que la nueva normalidad no se haya traducido en una vuelta a los centros comerciales.

Según la documentación a la que tuvo acceso Economía Digital, las ventas de la división de centros comerciales de El Corte Inglés se desplomaron un 29% en el primer semestre fiscal –de marzo a agosto-- de la organización. El aluvión de ofertas y descuentos puesto en marcha desde el mes de junio sirvió, eso sí, para reducir la factura del coronavirus.

A falta de los ajustes contables habituales, la compañía perdió así algo menos de un tercio de los 6.036 millones que facturó en el mismo periodo del año anterior.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad