El Corte Inglés de Bilbao, en una imagen de archivo / EFE

El Corte Inglés tira de chequera para arreglar su venta online

stop

La cadena de grandes almacenes se lanza a mejorar su canal de distribución online a través de la creación de un único operador para todas sus marcas

Madrid, 29 de junio de 2020 (09:59 CET)

El Corte Inglés quiere reforzar su presencia en su canal de venta online, un proyecto que quedó paralizado por la pandemia de coronavirus y que la compañía de grandes almacenes retoma ahora. Para ello, ha contratado los servicios de la consultora AT Kearney y del banco de inversión Goldman Sachs

El grupo de distribución que dirige Marta Álvarez ha vuelto a fichar a ambas firmas norteamericanas, según revela El Confidencial este lunes, con las que ya ha trabajado anteriormente en el desarrollo de otras vías de negocio.

Precisamente Goldman Sachs es uno de los bancos con los que El Corte Inglés firmó un acuerdo para modificar la devolución del crédito para la crisis firmado el pasado 1 de abril por valor de 1,31 imllones de euros. Banc Sabadell, Bankia, Crédit Agricole o Société Générale son otras de las entidades que aparecen entre las facilitadoras de la denominada revolving credit facility (RCF), la línea de financiación abierta al grupo de distribución. 

El objetivo de El Corte Inglés, siguiendo la misma información, es que todas las marcas y productos que ofrece estén en un mismo portal online, para lo que quiere crear un nuevo operador logístico en colaboración con Goldman y AT Kearney. 

De esta forma, el grupo de distribución supliría una de las grandes carencias en la distribución online, la logística. Es aquí donde se está reforzará el sector en los próximos meses. El gigante norteamericano Amazon anunció hace tan solo unos días que abriría dos nuevos grandes centros en Rubí (Barcelona) y Leganés (Madrid).

Reconversión de la plantilla de El Corte Inglés

El pasado viernes, El Corte Inglés retomó el proceso para reconvertir a parte de su plantilla, una iniciativa iniciada hace un año y que ha acelerado ahora tras la crisis sanitaria. Según revelaron fuentes internas a Economía Digital,  la compañía ha pedido a los empleados de servicios centrales que acudan a los establecimientos entre este jueves y el lunes, cuando se prevé la mayor afluencia de clientes por el inicio de las rebajas.

Un requerimiento voluntario pero que, según denuncian las mismas fuentes, los empleados habrían recibido presiones para no faltar a sus puestos. Una práctica habitual, según explica El Corte Inglés.

Para este proceso de reconversión, el grupo de distribución encargó a AT Kearney el estudio para la reestructuración de la plantilla en febrero de 2019. Este informe, aún inacabado, se centra en dos puntos: una mayor eficiencia diaria en cada departamento a través de una mejora de los procedimientos y determinar el porcentaje de empleados que puede dejar las oficinas para comenzar a trabajar en tienda, ya sea física u online.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad