El desafío de Carrefour: trabajar cinco días a la semana

stop

La compañía firma con los sindicatos un convenio colectivo que prevé un aumento salarial y una jornada extra de libranza

Vista del exterior de un supermercado Carrefour / EFE

10 de mayo de 2013 (21:51 CET)

¿Trabajar cinco días a la semana en el sector de la distribución es un lujo? Para la gran mayoría de trabajadores sí, teniendo en cuenta que su jornada habitual se extiende de lunes a sábado e incluso el domingo, dependiendo de la comunidad autónoma y gracias a la liberalización de horarios.

Carrefour ha desafiado al sector. Después de dos años de tira y afloja, sindicatos y dirección del Grupo Champion --supermercados Carrefour en España-- han sellado la paz tras firmar el nuevo convenio colectivo que estará vigente desde 2013 a 2015, según ha salido publicado este viernes en el Boletín Oficial del Estado.

En otra dirección

La compañía ha aceptado unas condiciones aplaudidas por los trabajadores. Entre ellas, cabe destacar una subida salarial del 2,35% en 2013, más empleo fijo y acotar a cinco días las jornadas laborales, según han detallado fuentes de CCOO a Economía Digital.

En este sentido, Carrefour ha roto con el convenio laboral del sector de la distribución en los grandes almacenes recientemente aprobado por la patronal Anged y algunos sindicatos. El acuerdo contempla trabajar domingos y festivos sin retribución extraordinaria.

Pero los 6.400 trabajadores --de los 150 establecimientos, entre los Carrefour market, hipermercados Carrefour y Carrefour Express-- van a ser de los pocos “privilegiados” que van a mejorar su situación en los próximos años, tal y como subraya CCOO.

Mayor sueldo, trabajo fijo y dos días libres

En primer lugar, elevan su salario más de un 2% este año y en 2014 y 2015 estará sujeto a los resultados del sector y al de la propia empresa. En principio la compañía y el sindicato Fetico –el fundado por la empresa-- apuntaban a una congelación salarial para los próximos tres años que se ha convertido, finalmente, en una subida sujeta a las ventas y la evolución del ámbito de la distribución.

Aunque los logros no acaban aquí. Además, el sueldo mínimo medio de la plantilla ha crecido hasta los 12.000 euros, frente a los 11.495 euros que se contemplaba hasta ahora. La compañía también se ha comprometido a que el 80% del personal sea fijo, una cuestión muy importante en el contexto económico actual para los empleados de Carrefour. Todas estas medidas se han aplicado desde mediados de marzo.

Será a partir del próximo 1 de julio cuando la jornada laboral --de lunes a domingo-- se reducirá a cinco días a la semana con dos consecutivos libres, uno más que la media del sector. Es un trato que podría servir de precedente para otras compañías de distribución y que significa un avance en términos laborales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad