El dueño de Hotusa logró en persona el macrocontrato hotelero de Bogotá

stop

Eurostars Hotels gestionará el establecimiento de la capital colombiana a partir de 2014. Amancio López convenció a los promotores adelantando la paga y señal exigida

Maqueta del nuevo complejo hotelero, el BD Bacatá

08 de febrero de 2012 (13:50 CET)

La cadena hotelera Eurostars operará a partir de 2014, en régimen de gestión, el futuro macrohotel de Bogotá (Colombia) situado en un rascacielos de dos torres y que aspira a ser uno de los icónos del país.

El presidente de Hotusa, Amancio López, negoció en persona con el promotor local y dueño de BD Promotors, responsable del proyecto, y logró cerrar el trato tras acceder a las demandas de los inversores. Este será el cuarto hotel de Eurostars en Latinoamérica tras los de Argentina, Perú y México. En todos ellos explota el negocio, sin que los establecimientos sean de propiedad.

El propietario del BD Bacatá exigía una elevada suma en concepto de paga y señal, a modo de compromiso firme con el proyecto, que el empresario de origen gallego, pero afincado desde hace muchos años en Barcelona, accedió a cumplimentar.

De esta manera, se impuso entre los diferentes candidatos que se postulaban para el arrendamiento del complejo hotelero, muchos de ellos operadores internacionales de primera fila. Los ajustes de costes son otros de los factores que han decantado la elección en favor de la empresa española.

Más de 300 habitaciones

El establecimiento de Eurostars es un macrohotel de 323 habitaciones emplazado en el que será el edificio más alto del país. Más de la mitad (40 de los 66 pisos) de esta torre la ocupará el alojamiento hotelero. Se ofertarán 19 suites y una superficie de 3.000 metros cuadrados para eventos y convenciones. Un área de spa y wellness de 550 metros cuadrados, y una completa área de restauración, con dos establecimientos gastronómicos y dos lounge bar, conforman los prinicpales ingredientes del Eurostars en la capital colombiana.

Arquitectos catalanes


El proyecto se desarrolla a cargo del despacho de arquitectura barcelonés Alonso Balaguer y Arquitectos Asociados. La promoción de todo el complejo de uso mixto (residencial y hotelero) se asienta sobre 140.000 metros cuadrados de obra edificada.

Los observadores insisten que la capital colombiana se enfrentará a corto plazo a una creciente sobreoferta de capacidad hotelera. En ese sentido, solo resistirá aquel operador hotelero que tenga los mejores costes. "Colombia es uno de los referentes en el emergente mercado de Latinoamérica", ha declarado Amancio López, que no olvida en señalar el reto que supone un contrato de esta envergadura.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad