El Lucid Air es el vehículo de alta gama con el que Lucid quiere plantar cara a Tesla.

El fondo de Arabia Saudí: de aliado de Musk a invertir en el rival de Tesla

stop

El fondo soberano de Arabia Saudí está en conversaciones para invertir 1.000 millones de dólares en Lucid, un fabricante de vehículos eléctricos de lujo

Barcelona, 20 de agosto de 2018 (12:20 CET)

En el plan de Elon Musk para sacar a Tesla de bolsa, el fondo soberano de Arabia Saudí tiene un papel protagonista. Según el cofundador y director general del fabricante eléctrico, el país del Golfo Pérsico es el encargado de financiar la operación, pero los ojos de los gestores del vehículo no están sólo puestos en la compañía de Silicon Valley. Está en conversaciones para invertir más de 1.000 millones en Lucid Motors, rival de la firma del magnate sudafricano.

Según Reuters, el fondo saudí negocia con los representantes de Lucid con tal de diversificar su cartera de inversiones. El mismo medio informa que, de llegar a un acuerdo, la inversión superará los 1.000 millones de dólares (876 millones de euros al cambio actual), lo que le dará la propiedad mayoritaria de la empresa.

El pago se realizará en dos fases. La primera será alcanzará los 500 millones de dólares mientras que posteriormente se afrontarán diversas inyecciones de efectivo en el caso de que el fabricante de automóviles eléctricos alcance los hitos de producción pactados. Por el momento, la compañía apenas mostró prototipos de sus coches, como el Lucid Air, un vehículo de alto standing.

La inversión es más realista que la compra de un importante porcentaje de Tesla, explican desde el sector. A pesar de sumar 250.000 millones de dólares en activos, en los últimos meses firmó compromisos de compra con tecnológicas y otros inversores, como el acuerdo para poner 45.000 millones de dólares en un fondo tecnológico encabezado por el japonés SoftBank.

El matrimonio entre Musk y Arabia Saudí

Elon Musk desveló su alianza con el fondo soberano de Arabia Saudí el pasado 13 de agosto. El también director general de SpaceX señaló que lleva en contacto con el fondo soberano saudí, que ya tiene el 5% de Tesla, “desde hace dos años” y que durante todo este tiempo expresó su interés por excluir de cotización de la bolsa al fabricante automovilístico.

“Dejé la reunión del 31 de julio sin dudas de que podría alcanzarse un acuerdo con el fondo soberano saudí y que era sólo una cuestión de empezar el proceso. Por eso, me referí a la financiación asegurada en el anuncio del 7 de agosto”, explicó.

El empresario también dijo que no cree que sean necesarios los más de 70.000 millones de dólares señalados por algunos analistas como la cifra para sacar a Tesla de bolsa. El sudafricano auguró que “dos tercios” de los accionistas actuales estarían interesados en mantener su participación en la compañía una vez que salga de la bolsa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad