El juez obliga a una empresa de Florentino Pérez a dar marcha atrás con los recortes

stop

Los trabajadores recuperarán la totalidad de su sueldo, reducido desde el pasado agosto un 75%

19 de febrero de 2014 (19:52 CET)

La compañía Imesapi, del grupo ACS, volverá a pagar el sueldo íntegro a los trabajadores de Barcelona y Girona afectados por el último tijeretazo impuesto por la dirección del 75%. Así lo ha decidido el juez y así lo acatará la filial que pertenece al entramado liderado por Florentino Pérez, empresario y presidente del Real Madrid.

Este miércoles, los portavoces de los trabajadores y la empresa se han visto las caras en el juzgado social 16 de Barcelona tras la decisión unilateral de la firma de poner fin al convenio y aplicar un ajuste salarial de gran calado --pasar de 3.000 euros brutos mensuales al salario mínimo interprofesional--.

“Estamos pendientes de la sentencia que esperamos que se conozca antes de un mes. Pero, al menos, en marzo la empresa ya restablecerá el pago completo de los salarios, aunque todavía no se sabe si tendrá que devolver el ajuste de meses anteriores hasta que el juez determine que se ha actuado ilícitamente” detalla el abogado Jordi Juan. La parte de las nóminas recortada se ha cifrado en algo más de 100.000 euros.

Una primera alegría para la plantilla

Con todo, la plantilla celebraba ya este miércoles que a partir del próximo mes su salario ya no sufrirá el recorte de los últimos seis meses. “El pago de los retrasos aún no ha quedado claro, pero la recuperación del salario era un problema más grave porque muchos trabajadores ya estaban al límite. Creemos que la empresa no ha elegido el camino adecuado al actuar así, sin ninguna negociación previa ni reunión con la plantilla”, subraya uno de los empleados, Josep Alpuente.

El portavoz del personal de Imesapi hace hincapié en que la medida cautelar que ha tomado el juez es un indicio de su posicionamiento de cara a este conflicto laboral. “Eso nos da una cierta tranquilidad, pero no dejas de pensar que igual es un break dentro de la tormenta”, explica Juan.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad