Marcas como LVMH o Hermès registran la mayor capitalización del mercado del lujo. EFE

La moda de lujo se vuelve asequible

stop

Las ventas de artículos premium de moda y cosmética crecerán más que las de lujo, en un mercado que mueve 418.000 millones de euros

Madrid, 03 de diciembre de 2017 (04:55 CET)

El premium gana terreno frente al lujo en moda y cosmética. Así lo refleja el informe The Luxury and finantial factbook 2017, de la consultora EY, que radiografía el estado de un sector que registró en 2016 una facturación de 418.000 millones de euros en todo el mundo.

El estudio revela que las ventas de artículos de categoría premium (menos elevada) crecerá en los próximos años a mayor ritmo que el lujo estricto (318.000 millones en 2017), pese a que registra un volumen de negocio inferior (100.000 millones en 2016). Este segmento registrará incrementos del 6% anual durante los próximos tres años.

En cambio, la moda de lujo, que engloba marcas como LVMH o Hermès, repuntará un 3,4% anual hasta los 364.000 millones de euros. El empuje del lujo en los próximos años provendrá de China, que ya representa un tercio del mercado global, si bien los principales mercados siguen siendo Estados Unidos (105.000 millones) y Europa (76.000 millones).

LVMH, Richemont y Hermès, los gigantes del sector

Las mayores empresas del sector del lujo son el titán LVMH (el propietario de Louis Vuitton, Céline y Loewe; grupo valorado en 77.081 millones de euros), Richemont (33.460 millones) y Hermès (33.221 millones).

Les sigue el gigante de la óptica Luxottica, propietario de marcas como Ray-Ban y Oakley, con una valoración de 3.890 millones. El consenso de los analistas consultados por EY prevé que estas firmas crezcan en torno a un 8%, con la única excepción de Luxottica (7,3%).

Los bienes de lujo más vendidos son los accesorios, un símbolo accesible de estatus

En cuanto a las empresas del premium, Burberry tiene una valoración de 7.668 millones de euros y Ralph Lauren, de 7.310 millones. Justo por debajo esta la compañía china Chow Tai Fook, de 5.657 millones, el primer distribuidor mundial de joyería.

Los bienes de moda de lujo más vendidos son los accesorios y los zapatos, hecho que la consultora atribuye a que se trata de "símbolos accesibles de estatus". En cuanto a los canales de venta, la distribución a través de tiendas de terceros copa el 66% de las ventas, mientras que el 34% restante se canaliza a través de las tiendas propias de las firmas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad