El manantial que usa Eden Springs fue condenado por intoxicación en 2004

stop

La empresa distribuidora de garrafas carga las responsabilidades en su proveedor, Font d'Arinsal. La Generalitat cifra en más de 3.000 los afectados por el brote de gastroenteritis

Lote de agua que distribuye en España Eden Spring / EDEN

Barcelona, 20 de abril de 2016 (01:00 CET)

Más de 3.000 afectados por agua en mal estado. Este es el balance del brote de gastroenteritis provocado por los bidones que Eden Springs distribuyó a 925 empresas de Barcelona y Tarragona. La firma, sin embargo, descarga las responsabilidades sobre su proveedor, Aigua del Pirineu, que explota el manantial de Font d'Arinsal, ubicado en Andorra, y que en 2004 sufrió una condena de 73.000 euros por intoxicación grave.

Entonces, la Audiencia Provincial de Barcelona ratificó la sentencia que obligaba a la Sociedad Andorrana de Aguas Minerales (Sadamsa) a indemnizar, junto a su aseguradora, a un hombre que injirió sosa cáustica de una botella de agua mineral etiquetada.

La compañía, ya desaparecida, extraía el líquido del manantial sobre el que ahora se centran las sospechas.  

Origen del brote

La distribuidora Eden Springs hizo público este martes un comunicado en el que apuntaba, de manera implícita, a la embotelladora como causante del brote que estalló el pasado sábado. Fuentes próximas a la filial española de esta multinacional con presencia en 17 países europeos confirman esta tesis.

Sin embargo, desde la compañía no se ha aportado hasta ahora de manera oficial ninguna otra prueba en torno al caso, más allá de la inspección realizada por la Generalitat durante el pasado fin de semana en la sede de Eden España, en l'Hospitalet de Llobregat.

Investigación en curso

Tras ella, el Departament de Salut aseguró no haber "detectado ninguna anomalía" en sus instalaciones. Desde el departamento que dirige Antoni Comín remiten a la investigación en curso, que está siendo realizada de manera conjunta por los servicios de salud pública catalanes y sus homólogos andorranos.

Según explicó el lunes Joan Guix, secretario de la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT), los resultados de los cultivos apuntan a la presencia de un norovirus, un tipo de microorganismo muy habitual en las intoxicaciones alimentarias. 

Aunque la última cifra oficial cuantifica en 3.166 las personas afectadas, es muy probable que este número aumente en las próximas horas.

Vuelta a las tiendas

A finales de 2013 la compañía Aigua del Pirineu comenzó a comercializar Aigua d'Arinsal, la marca histórica originaria del principal manantial andorrano. Esta vuelta a las tiendas llegó después de un largo camino en los tribunales, que dirimieron la venta de Sadamsa, la sociedad que gestionaba esta fuente hídrica, tras su suspensión de pagos en 2004.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad