El 'pensionazo' de Penedès sube a 25 millones y salpica a un quinto ex directivo

stop

RETRIBUCIONES DUDOSAS

Ricard Pages, ex presidente de Caixa Penedès

29 de noviembre de 2011 (00:44 CET)

El pensionazo de Caixa Penedès cuenta con un nuevo protagonista, un quinto hombre que se llevó una indemnización de casi cinco millones al dejar la entidad, casi tanto como las prestaciones que habría acumulado el ya ex director general, Manuel Troyano.

Se trata de Santiago Abella, mano derecha de Ricard Pagès cuando éste ocupaba la dirección general de la entidad de ahorros y que se prejubiló hace algo más de tres años, según fuentes cercanas al consejo de administración consultadas por Economía Digital.

Esta nueva indemnización millonaria en la cúpula directiva de Caixa Penedès sale a la luz cuando el consejo de administración de la matriz, el Banco Mare Nostrum (BMN), ha ordenado estudiar qué acciones de "toda índole" inicia contra los implicados y si reclama la devolución del dinero que tienen depositado los cuatro ex altos directivos cesados la semana pasada en una entidad aseguradora ajena a la caja.

El nuevo plan de pensiones conocido ahora eleva la cantidad acumulada por el equipo de Ricard Pagès a 25 millones de euros. La fiscalía superior de Catalunya anunció el viernes que investigará el complemento retributivo presuntamente autoasignado y que el propio órgano de gobierno de Penedès cuestiona. El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) estudia personarse como acusación particular.

Santiago Abella era el hombre de confianza del ex presidente, con quien se repartía las funciones ejecutivas hasta el momento de su prejubilación. El primero, desde la dirección general adjunta, y el segundo en la dirección general desde la que luego fue promocionado a la presidencia de la entidad de ahorros.

Estrategia

Pagès llegó a planear incluso colocar a Abella en el consejo de administración de la caja, según las mismas fuentes. El ex director general adjunto no fue reemplazado en su puesto. Pagès optó por repartir sus funciones entre varios directores de área miembros del comité de dirección.

Sustituciones

En el consejo de BMN celebrado este lunes se ha destituido dos de los directivos que fueron forzados a dimitir el jueves de sus cargos en Penedès, el ya ex presidente Ricard Pagès y el ex director general Manuel Troyano. El banco les reemplazarà por Albert Vancells, presidente provisional de Caixa Penedès, y Ricard Blanquells, secretario del consejo.

BMN es la entidad que agrupa toda la actividad financiera de Caja Murcia, Caixa Penedès, Caja Granada y Sa Nostra, que ha recibido 916 millones de euros de recursos públicos a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob). Esas cajas son sólo tenedoras de acciones de BMN y las encargadas de gestionar la obra social.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad